Logo La República

Martes, 30 de noviembre de 2021



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Viernes 16 abril, 2010

Gaetano Pandolfo

No es Pablo Gabas; ni Pablo Herrera, tampoco Pablo Salazar o Pablo Brenes; no es Pablo Nassar, ni Pablo Camacho; tampoco Pablo Fonseca, ni Pablo Rodríguez… es Pablo Esquivel.

¿Lo conoce?

¿Lo ha visto defendiendo o metiendo goles; perdiendo el tiempo en los entrenamientos y partidos o fingiendo lesiones?

¿Lo ha visto salir expulsado del terreno de juego, por darse de patadas o puñetazos con un adversario?

¿Lo conoce por cambiar de uniforme por unos dólares más?

¿En cuántas ocasiones ha mirado a Pablo Esquivel en la televisión?

¿Lo conoce por portadas en periódicos y revistas?

¿Lo ha observado encima de un caballo, bien borracho en un tope, como ciertos “animadores” de nuestra TV.

¿Hablan de Pablo en Doña Zelmira y El Topo?

¿Ya lo escuchó en cantando por un sueño o en durmiendo por un cantante?

¿Tuvo usted el privilegio de ver la entrevista con Pablo, en “Intrusos de la Farándula?

Por dicha que Pablo le contó a Porcionzón parte de su vida; así nos dimos cuenta que con solo diez años de edad y pianista, se ganó un cupo en la mundialmente reconocida Juilliard School Music, en Nueva York, que suponemos adscrita a la FIFA.

Pablo fue admitido en el programa “Pre-College”, logro que lo convierte en el primer pianista tico en lograr entrar al nivel preuniversitario y apenas el segundo en América Latina, según lo manifestó Victoria Mushkatkol, profesora de Juilliard.

A finales de 2009, Pablo ofreció un recital en la ciudad de Nueva York; ahí doña Victoria lo oyó tocar y se interesó en el niño. Lo invitó a realizar la audición de “Pre-college”.

Primero una preaudición grabada. Luego, el 8 de marzo, el niño y su madre, Oresta Noël, aistieron a la verdadera audición en las instalaciones de la Escuela en Nueva York.

Nuestro pequeño Leonel Messi, tocó obras de Franz-Joseph Haydn, Fryderyk Chopin y Johann Sebastian Bach. Participaron cerca de 50 niños y Pablo era el menor de todos.

El pasado 25 de marzo, los padres de Pablo recibieron la confirmación de que su hijo fue aceptado; ahora la familia espera una beca, pero saben que necesitan patrocinadores que crean en un niño y su sueño de ser pianista de categoría mundial.

¡Quién se apunta!

Pablito Esquivel; un niño talento que “arrastra” el pecado de no ser futbolista

¡Costarricenses! Tenemos un Messi.


NOTAS ANTERIORES


¡Pronta recuperación Maestro!

Lunes 15 noviembre, 2021

La Nota de Tano no se publicará en los próximos días por complicaciones de salud de nuestro columnista,







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.