Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 9 Abril, 2010



San Carlos tiene en sus piernas el destino de Ramonense y la Universidad, mientras que Pérez Zeledón podría ser el gran juez para el futuro de la Liga y Saprissa.

Los toros del norte pueden empujar a los celestes a la segunda división el domingo, si no son capaces de derrotar a Ramonense en cancha poeta y la U cae o empata en el Puerto.
Si lo analizamos desde otro ángulo, los discípulos de Javier Delgado dependen de sí mismos para lograr la permanencia. Les basta una victoria en alguno de sus dos últimos partidos: este en casa ante los toros y cierran de visita en Desamparados, contra el alicaído campeón nacional, Brujas, desde luego que combinado con un traspié de la Academia.
Por donde usted quiera mirarlo, cuesta muchísimo hallar el foco de luz que pueda salvar a los estudiantes del viaje a la segunda división, entierro de muchos clubes históricos de la máxima categoría.
Repasen cómo a Carmelita, el último descendido, le cuesta mantener supremacía en la segunda y como Limonense, con su generosa cantera, hace rato que trata de ascender sin lograrlo. El último que bajó y subió en solo una campaña, fue Santos.
El equipo de Johnny Chávez mantendría una luz tenue de esperanza, si derrota a Puntarenas en el Lito Pérez; una victoria, mínimo le aplaza el descenso por otra semana no importa si los poetas despachan a los norteños.
Al igual que San Carlos, rival de poetas y estudiantes, a Pérez Zeledón le tocó cerrar contra Alajuelense en casa y Saprissa de visita, de manera que depende del par de resultados que obtengan, pueden definir al primer lugar de la primera fase.
A los guerreros se les escapó un triunfo vital el miércoles en el Fello Meza, cuando tenían cocinado al Cartaginés hasta el minuto 89. En el filo, Randall Brenes le dio un empate de oro a las huestes de Juan Luis Hernández que las afianzó en el tercer lugar del grupo.
Esto hace de Pérez un rival más temible para manudos y morados porque la formación de Juan Bautista Arenas matemáticamente sigue viva, como muchas otras en las aspiraciones de clasificar.
Entonces, en la penúltima jornada del Verano se van a terminar de derrumbar varias esperanzas, pero, pero, lo que falta tendrá que esperar a la fecha de cierre.
¡Interesante no!, para no calificarlo de dramático o espectacular.

[email protected]