Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Sábado 20 marzo, 2010




Antes del clásico lanzamos en esta Nota unos cuantos pronósticos y no nos fue nada mal: incluso, si el partido hubiera terminado empatado, hubiésemos acertado todo.
Dijimos que Wardy Alfaro sería batido y terminaría su invicto en la portería y acertamos.
Adelantamos que Alejandro Sequeira no anotaría y la pegamos.
Proyectamos que si los dos equipos contaban con defensas centrales no muy rápidos (Cordero-Marín), llevaría ventaja el Saprissa por jugar con líbero, en este caso específico, mejor tácticamente que jugar línea de cuatro.
Una línea de cuatro no muy rápida como la de la Liga, invita al contrario a lanzar balones a la espalda de los centrales:
¿Para qué?
Precisamente para aprovechar la ausencia del líbero.
Repasen que por esa ruta el Saprissa halló el triunfo.
Bolas y bolas detrás de Marín y Giancarlo González, hasta que pegaron una y entre el hombro de Alejandro y el derechazo de Josué, liquidaron el clásico.
Desde luego que los seguidores del Alajuelense, entre los que me encuentro, dirán que con línea de cuatro, mantuvieron el marco invicto por larguísimo trecho y llevan razón, pero, personalmente y lo hemos comentado muchas veces, me gusta más jugar con líbero, cuando mi defensor central no es rápido. Eso no quiere decir que llevemos razón.
Un leve detalle aritmético lo prueba: Víctor Cordero juega con dos hombres a la par suya: Drummond y Sequeira.
Marín, solo con uno: Giancarlo.
El gol del Saprissa retrató fielmente este libreto, igual que otro par de ocasiones de gol que dejó escapar el propio Josué. Bola detrás de los centrales manudos y no queda nada más que mirar el cara a cara entre artillero y portero.
Pasando a la jornada de fin de semana, partido electrizante en el Ecológico entre Universidad y San Carlos; si los toros embisten a los estudiantes y los derriban el descenso será definitivamente cosa de dos. Otro partido de seis puntos para la UCR, que ahora sí, necesita ganarlo y no empatarlo como sucedió contra el Puerto.
Rescatar el triunfo dorado de Santos contra Pérez Zeledón, oro puro para las huestes de la Bala Gómez, que viajan a Liberia enterrada la leve posibilidad del descenso.
Saprissa y la Liga tienen salidas complicadas que bien podrían trastornar la cima. El Herediano de hoy siempre es expectativa y a ver qué sucede contra el Puerto.

[email protected]