Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


NOTA TANO

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 10 marzo, 2010




El doctor Cristian Alfaro Rojas nos remitió un comentario donde analiza el porqué de la situación actual del Herediano.
“Hace un par de meses pensé escribirle para opinar que la aventura de Arnáez en el CSH sería un fracaso, no lo hice y ya de nada vale opinar. Hoy lo hago para decir que desde mi punto de vista a don Orlando de León, con todo y lo capaz que es, le irá de forma similar. Los problemas de este equipo son tantos y tan grandes que no se resuelven con un cambio de técnico o con cambiar ocho jugadores para cada torneo corto.
El primer gran problema del Herediano es la planilla. Dicen que es de las mejores del país, para mí jamás, yo creo que es ralita, mediocre y lo peor de todo, acostumbrada siempre a perderlo todo, acostumbrada siempre a fracasar y que no pase nada. Así de fácil, a la camiseta del CSH ya nadie le tiene respeto.
Ejemplos: De Lemos, punto alto en su carrera el preolímpico 2004, luego, nada de nada, a la hora grande siempre una lesión, un accidente o hasta un herpes lo hacen desaparecer de escena.
Lula Montero: celebró con la Liga tetracampeona de Pinto mientras era novato; cuando le tocó asumir el rol de líder no pudo; se fue y nadie en Alajuela nota su ausencia.
A Mauricio Solís sus años de buen futbolista hace rato que pasaron y ningún técnico se ha atrevido a jubilarlo.
Ricardo González, inconstante en su carrera, cuando se vaya nadie lo recordará como a Marcos Rojas, Alejandro González o Erick Lonis.
Robert Arias, para mí el principal símbolo del Herediano actual, un coleccionista de fracasos, ha estado presente en todas las desilusiones de la afición rojiamarilla desde hace más de diez años.
Extranjeros, casi todos un paquetazo.
El único jugador sobresaliente fue Marvin Angulo y ya no está y otros como Montoya, Blanco, Rafa Rodríguez y muchos más no tienen pasta para jugar en equipos grandes.
Berny Solórzano llegó a la Liga y fracasó, se fue a San Carlos y también fracasó, volvió a Cartago y Juan Luis lo separó del equipo.
¿Quién es el gerente?
Jafet Soto, un representante de los fracasos del equipo, nunca en su carrera alzó un trofeo de campeón.
Un Herediano con planilla mediocre, gerencia deportiva sin rumbo y dirigentes que no conocen de fútbol, solo puede llevar a su afición por la calle de la amargura por muchos años”.

[email protected]