Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 4 Enero, 2010



Nos recibió el Año Nuevo con una muy triste noticia, el fallecimiento de la colega periodista Vilma Aguiluz Orellana, compañera nuestra en la sala de redacción de LA REPÚBLICA por muchos años, antes de que la “Macha” decidiera abandonar las salas de los periódicos para continuar la brega en otros escenarios.
Fue directora de prensa del Banco Hipotecario de la Vivienda por muchos años y después fundó y dirigió hasta el último segundo de su muerte el periódico rural “Santa Ana Hoy”, localidad que Vilma amó con pasión y donde ahora descansa en paz.
Si alguien me pidiera definir a Vilma en una sola palabra, diría sin titubear: ¡trabajadora!
¡Qué periodista más profesional y luchadora!
Desde que la conocí fue trabajando, peleándola, pulseándola, como dicen; desde los escritorios; administrando pequeños proyectos; en el comercio y por muchos años entregando su voluntad y profesionalismo a su periódico, a su proyecto matriz: “Santa Ana Hoy”, que nos cuentan, por dicha, no muere con Vilma, sino que lo continuará su hija Adriana, la joven graduada en el campo de la publicidad y que estuvo codo a codo con su mamá en esa lucha eterna de poder mantener vivo un periódico rural.
Le debo mucho a Vilma, a mi querida “Macha”, una compañera de trabajo que me ayudó muchísimo en la etapa final de mi alcoholismo (1981-85), junto a los compañeros periodistas de LA REPÚBLICA en aquel aciago lustro de mi vida: Joaquín Vargas; Yehudy Monestel, Luis Cartín Jr.; dona Ana de Rivera, Karencita Asch; Danilo Arias, Wilmer Murillo, José Luis Fuentes, los hermanos José Luis y Osvaldo Cojal, Eugenio Pignataro, Alvaro Loría, Luis Guillermo Holst; en fin, imposible nombrar a todos, pero sí agradecerle a Vilma tantas horas que me dedicó, tanta entrega de cariño y de amistad, junto con su hermano Rolando, que me ayudaron a salir del infierno.
Guardo en mi corazón decenas de imágenes donde la fotografía es la de Vilma, ayudándome, aconsejándome, protegiéndome y…¡cómo se alegró cuando salí del hueco!
Se nos adelantó “La Macha” y el periodismo costarricense está de luto al fallecer una de sus más dignas representantes; su gentileza alcanzó para invitarnos junto con Miguel Agüero recientemente a un almuerzo, donde la notamos positiva y vital, pero lamentablemente reapareció en su cuerpo de lucha la enfermedad que finalmente le ganó la partida.

[email protected]