Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 30 Septiembre, 2009



Solo el hecho de que dirigentes deportivos hayan pedido y logrado que Costa Rica fuese seleccionada como sede de los Juegos Deportivos Estudiantiles Centroamericanos, es un triunfo del deporte costarricense.
¡Qué osadía; qué gallardía; qué valentía pelear por esa sede, con las limitaciones tan significativas que tiene el deporte nacional!
¿Por qué nunca la pidieron, la pelearon, la organizaron y la financiaron, los dirigentes deportivos que con poder de mando, en sus respectivos momentos de gloria, critican hoy la participación nacional en los juegos?
Qué fácil venir ahora a atacar desde sus escondites de opinión, al equipo de trabajo del ICODER, que se “mató” y se lució en la organización de estas justas estudiantiles, reconocidas por todas las delegaciones visitantes como las mejores en su especie.
Qué bajo que caen, cuando afirman que Costa Rica fracasó por no campeonizar en la competencia.
Lo dicen profesionales de la organización deportiva; lo aseguran dirigentes costarricenses que saben de memoria y sus conciencias se lo dictan, que es abismal la distancia que separa el financiamiento, la planificación, la organización e incluso la divulgación, que al deporte estudiantil aportan los gobiernos y las autoridades deportivas de Guatemala y El Salvador, comparándolas con las nuestras.
Nuestro país se inundó con una marea de comunicadores deportivos centroamericanos, que de las naciones hermanas vinieron en masa a dar cobertura a la competencia.
¿Cuántos canales y emisoras nacionales lo hicieron? Ni siquiera el Sinart, para vergüenza del deporte criollo.
Yo no sé si el Viceministro del Deporte o los directores del ICODER prometieron ganar los Juegos: me gustaría leer esa promesa en alguna página deportiva, mirar el vídeo donde se afirmó en la TV o escuchar una grabación con esa afirmación.
Pero, incluso si se hizo la promesa y no se cumplió, porque ganaron las justas las dos potencias del área que las han ganado siempre: ¿fue un fracaso para Costa Rica la organización y la participación?
Quizá no dieron la talla algunas disciplinas y deportistas de los que se esperaba más, pero como un todo, la fiesta deportiva de los estudiantes centroamericanos llenó de orgullo a Costa Rica, gracias al equipo de trabajo que se propuso lucirse en su organización.
Lo demás es basura; sobros de comida apropiada para tantos zopilotes.

[email protected]