Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 25 Septiembre, 2009



No es tan fácil.
Desde luego que no deseo desilusionar a decenas de atletas que participan, compiten y triunfan en otras disciplinas deportivas que no son el fútbol, ni mucho menos a sus seguidores y simpatizantes, ilusionados o con la esperanza de que la prensa deportiva cambie de casete, los vuelva a ver con justicia y comunique sus éxitos y esfuerzos.
Se lo merecen. Es nuestra obligación. Pero, es difícil.
Existe una cultura deportiva que lanza a los medios de comunicación a darle prioridad al fútbol, por costumbre, tradición, supervivencia, negocio y hasta por lógica.
El periodista deportivo no puede sustraerse de esto a menos que no tenga patrono: y no es que el jefe lo obligue a escribir, transmitir o narrar solo fútbol. Es que el suceso se da por algo natural, afincado en la costumbre, en el tiempo y que cuesta desarraigar.
Recibimos comentarios estimulantes sobre este tema, que se reactiva en cada ocasión que el fútbol nacional entra en descenso y obtiene malos resultados (que es a cada rato). Miles de costarricenses están hartos de nuestro fútbol y gracias a la TV por cable, hallaron otras ventanas para mirar deporte del bueno en todo el planeta.
Las graderías de nuestros estadios lucen desoladas.
La nueva edición del clásico no calienta.
Pero, todavía no es posible que, por ejemplo y como lo solicitó un lector; un redactor deportivo se vaya el domingo a trabajar a la Carrera del Odontólogo y no dé cobertura al juego Universidad-Herediano.
Puede que ese periodista quiera y prefiera trabajar en la cobertura de la carrera y no del fútbol, pero no va a encontrar en el medio en que labora, ninguna facilidad para lograr su objetivo.
Su jefe inmediato lo va a mandar al fútbol; habrá un vehículo y un fotógrafo para el fútbol: ese periodista no hallará en su medio de trabajo ninguna facilidad en infraestructura para dar cobertura a la carrera y eso se da, no porque exista una prohibición de las jefaturas a “cubrir” disciplinas que no sean fútbol, sino, repito, por costumbre. Recordemos que la costumbre hace ley y saltarse esto, revolucionar esta mentalidad tan arraigada, no se logra ni con la caída en picada del ex equipo de Kenton.

[email protected]