Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 24 Septiembre, 2009



Luis Diego Mena comenta nuestra Nota de ayer.
“Totalmente de acuerdo con sus comentarios. Despreocúpese, material no le va a faltar para hacer su columna. Hay muchos 'atletas' como yo, de bajo rendimiento y alto compromiso, que le podemos ayudar. Gente que se levanta a las 4.30 a.m. para ir a entrenar. Gente que participa en las carreras domingueñas y se esfuerza por bajar un minuto de su tiempo. Esa lucha personal por mejorar. ¿No es acaso eso el espíritu del deporte. Competir contra uno mismo, dar lo mejor de uno, ser ejemplo para su familia y los demás?
Definitivamente, deportista es aquel que se vence a sí mismo y hace que los demás lo admiren por eso. O usted Tano, todavía cree que solo son deportistas los que andan el pelo a la moda, viajan en autos caros, andan con modelos y se abstienen de dar declaraciones a la prensa.
Lo invito a que se haga presente un domingo cualquiera a las carreras programadas por la FECOA. Le aseguro que cualquiera le va a dar una entrevista.
Pregúntele a Sergio Molina (marchista) que sí le da declaraciones de las experiencias vividas en el último mundial de atletismo Master en Finlandia, donde obtuvo dos medallas de plata y una de bronce. Le juro que no se va a abstener y hasta un cafecito le invita.
Le voy a contar qué hice yo el domingo en materia de antiestrés y deporte. A las 6 a.m. salí a correr 12 km (eso jamás lo corre un futbolista, y menos con mi panza). Luego en la tarde vi por TV el campeonato de Shanghái de atletismo. Me deleité mirando a Tyson Gay correr 100 m, a la bella Yelena Isinbayeva igualando su propio récord mundial, y el final espeluznante de Liu Xiang y Terrence Trammell en 110 m con vallas. Esos sí son deportistas de verdad.
Luego presencié fútbol: Boca -Godoy Cruz; cualquier jugador nuestro a ese ritmo no dura 20 minutos en la cancha, o lo expulsan o lo sacan por malo o se muere de un infarto. Por último y de postre vi caer a mis Yankees contra Seattle y aplazar la celebración del pase a la post temporada.
Como puede ver, no vi fútbol nacional. Como dice el chino de la esquina: ¿Pa qué silve? O como diría mi abuela: Acharita el rato”.

[email protected]