Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 14 Septiembre, 2009



La reanudación del Torneo de Invierno, el pasado fin de semana, acercó a varios jugadores de la Selección Nacional, presentes en las derrotas de Costa Rica contra México y El Salvador a los medios de comunicación.
También Rodrigo Kenton se ha expresado más en frío.
Todos coinciden en que el trabajo de la prensa deportiva no ha sido el correcto y se quejan, con toda razón, de que se regaron una serie de rumores y chismes sobre el entorno y el interior del grupo, nada convenientes.
Tienen razón.
Los periodistas hemos hecho de chismes, noticias y se nos fue la mano con el tema del estadio Ricardo Saprissa y los supuestos favores que Jorge Vergara exigió a favor de la selección mexicana.
El manejo de todo lo relacionado con Walter Centeno fue grotesco; pero, donde los periodistas tocamos fondo como profesionales fue al informar que Vergara le había pagado al Paté para que se inventara una lesión y no enfrentara a los mexicanos.
¡Ni que fuera Fabiano!... porque ya Messi no…¿verdad?
Inventamos noticias sobre Germán Retana; nos imaginamos divisiones entre Rolando Fonseca y la tropa; aseguramos sin sonrojo que Kenton no quiere al Tuma Martínez.
Todo esto, después de que Honduras nos goleó 4-0.
Antes, lo que hemos analizado en nuestra nota mil veces y que ayer lo ratificó Ricardo González en Monumental.
La prensa deportiva no supo asimilar las derrotas de Liberia Mía y Herediano en Concacaf y trasladó las dudas a la Selección Nacional.
Hoy se hace evidente y el portero de la Selección Nacional lo dio a entender, que no solo Centeno se rebeló por la salida de Freddy, Wallace y Herron; todos los seleccionados se indigestaron por la decisión y responsabilizaron a la prensa deportiva por la salida de estos futbolistas.
Estamos claros de que no fue la prensa la que los sacó, fue el técnico Kenton, pero se enturbió el ambiente y todo, absolutamente todo se engendró en la goleada del Real España a Liberia y el hecho de que en estos equipos jugaran y se enfrentaran seleccionados nacionales que se verían las caras pocos días después.
Nosotros captamos ese detalle; ahora los futbolistas lo ratifican.

[email protected]