Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 17 Agosto, 2009



El llamado Grupo de la Muerte del Torneo de Invierno, le hace honor a su nombre apenas transcurridas tres jornadas de la competencia.
Un práctico y efectivo Cartaginés, invicto en tres presentaciones, podría ser líder sobrado del Grupo Dos con sus siete unidades y sin embargo, debe conformarse con ser tercero en el otro grupo, debajo del sorpresivo Pérez Zeledón que marcha a ritmo de guerrero vencedor, de 3-3, tres jugados y tres ganados, idéntica ruta del renovado Saprissa que, repleto de caras nuevas también marca su ruta a pura victoria, de manera que este par de clubes, con nueve puntos, retratan un camino perfecto y hacen que los brumosos, en enorme temporada, sean terceros, a pesar de sumar tres puntos más que el líder del Grupo Dos, la Universidad.
Y aquí tenemos otra “odiosa” comparación entre los dos grupos: el campeón nacional, Liberia Mía suma cuatro puntos, los mismos que la UCR y ocupa la cuarta casilla en el núcleo de “la muerte”, lo que demuestra que en los previos de la competencia y por ahora, los analistas no erraron cuando comentaron esa gran diferencia que se advertía entre un sector y el otro, derivada en mucho del pésimo desempeño del Alajuelense en la campaña anterior, que lo “condenó” a integrar el mismo grupo que el Saprissa, cuando siempre estuvieron separados.
Otro sesgo que plasma la diferencia entre estos grupos, es que en el Uno hay cuatro equipos invictos: Pérez, Saprissa, Cartaginés y Liberia Mía, en cambio, en el Grupo Dos ya no hay invictos, de manera que todos han mordido el polvo, incluyendo al puntero Universidad con una derrota.
En este Grupo Dos hay un equipo que si logra sacar provecho de los dos partidos que tiene pendientes se puede perder de vista en el liderazgo y es Ramonense, que precisamente juega mañana contra la Liga.
Esto, porque los poetas solo han jugado un partido y lo perdieron contra Saprissa, pero, si ganan en los dos que siguen, harían seis puntos en tres juegos y darían un salto gigante del penúltimo al primer lugar, sobrepasando a los celestes y a los alicaídos Herediano y Brujas que a pesar de que suman dos derrotas en tres juegos, están en las posiciones dos y tres de la tabla.
Si lo vemos en otro sentido, si florenses y hechiceros jugaran en el Grupo Uno, serían los sotaneros de la clasificación, empatados con Santos, nuevo documento de la diferencia entre los dos núcleos.
Y, para cerrar, un consejito a Rodrigo Kenton para que vuelva la mirada hacia el portero más regular del fútbol nacional desde hace tres o cuatro temporadas: Dexter Lewis para ver si se lo lleva a la Selección y que les vuele ojo a los integrantes de la defensa del Cartaginés (Villalobos Chan y Seravalli), hace rato la menos vencida de los campeonatos, que ahí sobra mano de obra de calidad.

[email protected]