Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 24 Diciembre, 2007

NOTA TANO

El orgasmo del fútbol costarricense se produjo ayer.
Finalmente llegó el clímax.
¡Saprissa campeón!
Terminó el campeonatito de papel y en la tarima donde los tricampeones se cuelgan las medallas, concluye la historia.
Los antecedentes no se cuestionan y el futuro no interesa; todo el fútbol costarricense gira en torno a su campeonato; ayer terminó, lo ganó el equipo de siempre y los perdedores, repitieron las mismas frases para legitimar el fracaso.
Escuchaba ayer a mis espaldas en la redacción de LA REPUBLICA, los pitos de los autos de los fanáticos del Saprissa celebrando el tricampeonato y reflexionaba sobre ese gran detalle.
¡Eso es el fútbol de Costa Rica y nada más!
Un campeonato sin competencia, un certamen sin exigencia, un torneo sin brillo, en el que una institución merecidamente se luce ampulosa y sobrada y se nutre de gloria sobre los cadáveres de sus adversarios.
La mente de nuestros dirigentes no da para más.
No les interesa remover el pasado para corregir errores y el futuro se circunscribe a conocer si Hernán Medford puede volver a clasificar a la Selección Nacional a un nuevo campeonato mundial que, como sería el tercero consecutivo y el cuarto en la historia de nuestro “maravilloso” fútbol, dejaría el ego de la dirigencia intacto.
No en vano don Longino Soto vive de su hazaña y la repite cuando puede: “fui el primero en clasificar a Costa Rica a un Mundial” y después se bajó del tren. Don Hermes, en el mismo sentido suma un doblete y lo otro que hizo o deshizo no cuenta.
Terminó un campeonato que les dio a los jugadores del campeón, entre salario y aguinaldo una millonada de colones, suponemos que bien ganados, si no don Jorge Vergara no los cancelaría.
Nos dicen, sin confirmación, que a varios jugadores del Herediano, a pocas horas de la Navidad, les deben los “aguiluchos”, aunque ya Carmelita los canceló completos y la suma total de la nómina carmela, es igual al salario de un mes de don Walter Centeno.
¡Qué puede interesarles esto a los fanáticos del Saprissa, que siguen pegados a la bocina a mi espalda!
Pero…¿no debería ser tema para la dirigencia?
Ayer me quedé mirando a Félix Montoya, después de que remató y venció a Fausto González, regresar a la mitad del campo para seguir la brega y me hice la pregunta.
¿Qué no le ve Hernán Medford a este futbolista?
¿Será qué ronca en las concentraciones?
¿Existe una Comisión Técnica de Selecciones Nacionales, que le pueda preguntar a don Hernán por qué Montoya no, pero Saúl Phillip sí, por ejemplo?
¡Hombre!
¿Qué interés puede tener esto para los fanáticos del Saprissa, que continúan pitando a mi espalda celebrando el campeonato?
¡Saprissa campeón! ¡Vergara feliz! ¡Selección clasificó a Sudáfrica!
Triple orgasmo… qué más interesa…

[email protected]