Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 18 Julio, 2016

Dave Myrie fue mundialista en Brasil 14 y campeón con el Club Sport Herediano la temporada anterior.
Hoy está sin equipo.
Hernán Medford no lo pidió para defender la corona, el Team lo dejó en libertad y pasaron las semanas del receso, sin que el lateral derecho se acomodara en otro de los 11 clubes de la primera división o se marchara al extranjero.
No es común, ni corriente que un mundialista en cualquier disciplina deportiva, esté sin trabajo un par de años después del evento. Solo esa credencial de estar en un Mundial y máxime con el espectacular trabajo que hizo la Selección Nacional al mando de Jorge Luis Pinto, debió abrirle las puertas de varios clubes al fútbol del potente defensor limonense.
Pocos días después de quedar en libertad, Dave Myrie se manifestó públicamente y dijo que esperaría tranquilo las semanas del paro, confiado en que algún club tocaría a la puerta. El timbre no ha sonado y el Torneo de Invierno arrancó el pasado fin de semana.
Desde luego que no conocemos los criterios técnicos de Hernán Medford para desestimar a un defensa mundialista y que ocupó la titularidad en el Team en numerosas jornadas, tanto como defensa derecho y central.
No se le conocen a Myrie problemas disciplinarios; tampoco que sea un futbolista de alto precio para el presupuesto de los campeones nacionales.
De manera que si no fue tomado en cuenta, debe remitirse a factores técnico-tácticos y aquí vamos a meter la cuchara, porque en la mayoría de las ocasiones en que tuvimos que calificar el fútbol de Dave Myrie en nuestra columna “Así los Vimos”, hacíamos notar la dificultad de este jugador para controlar el balón, que se le fugaba de sus zapatos con extrema facilidad.
Potente físicamente, veloz, buen marcador; se proyectaba bien en zona de ataque, pero su principal y quizá única deficiencia técnica, es que la pelota se le adelantaba más de la cuenta, no sabía o no podía amarrarla a sus botines, lo que provocaba que se perdieran muchas ocasiones de contraatacar con mayores ventajas.
Sin embargo, esta limitante que personalmente señalamos, no es causa para que Dave Myrie hoy no tenga club; su tarjeta de presentación indica que debería formar parte de alguno de los demás clubes que iniciaron el Invierno o probar fortuna en el extranjero.