Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 27 Junio, 2016

Terminó el culebrón entre la dirigencia del Alajuelense y Jonathan McDonald.
Como en toda novela, el final, después de 162 capítulos estaba previsto y fue feliz. ¡El delantero se queda!
Todos, absolutamente todos los que integran la familia liguista querían que McDonald se quedara. Su etiqueta de transferible fue simple distracción de los sucesos que se decantaron en la final del Verano, cuando Alajuelense cayó en la final ante Herediano, derrota que borró el 5-1 global que la Liga le endosó al Saprissa en una de las semifinales y que le costó la cabeza a Javier Delgado.


El técnico José Giacone quería que su ariete permaneciera en zona de metralla. La junta directiva “le buscó equipo”, suplicando por no hallarlo.
El gerente deportivo Víctor Badilla no quería que se fuera.
Los compañeros del equipo: tampoco.
Los fanáticos... menos.
El papá de Jonathan votó por el no. No se va.
La mascota de Mc dijo no.
Pero sí se fueron Josimar Pemberton y Kennet Dixon y llegaron Lucas Gómez y Johnny Woodly.
Entonces, el cuerpo técnico del Alajuelense tiene ahora la oportunidad de jugar a lo Real Madrid, que forma en ataque con el tridente Gale, Benzema y Cristiano, o seguir con una dupleta en ofensiva que da pocas ocasiones de acción a la reserva.
Con Javier Delgado el binomio de ataque estelar en la Liga lo formaron José Guillermo Ortiz y McDonald; los jóvenes Pemberton y Dixon se aburrieron de esperar su turno. Incluso tuvo muchos más minutos, Andrés Lezcano, hoy también fuera del club.
Habrá que esperar qué decide Giacone, porque no es lo mismo tener en banca a dos promesas, que a dos delanteros ya con muchas horas de vuelo y que no estarán satisfechos si no suman minutos de acción.
¿Veremos un tridente Ortiz, McDonald y Gómez?
¿Será Woodly la primera opción de cambio?
Lucas Gómez fue delantero titular tanto en Brujas como con la UCR; Woodly no mantiene esa credencial; su carrera es más como variante. Ha sido un delantero de ratos; de brillos esporádicos. Jonathan no se va a quedar para ser reserva y Ortiz fue figura en el cierre de campaña.
Toda una interrogante entonces la forma en que Liga Deportiva Alajuelense arrancará la temporada en su línea de artilleros, reforzada con dos delanteros de peso, a cambio de la cesión de dos noveles figuras a otros clubes para que se formen y consoliden.
¿Tridente o dupleta? Esperemos acontecimientos.