Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 31 Mayo, 2016

Los aficionados al fútbol en todo el mundo se “enamoran” de ciertos futbolistas y rechazan a otros. Por dicha y en la mayoría de las ocasiones, el director técnico de turno no les hace caso.

Hace rato que un sector de la “barra tica” la tiene contra Johnny Acosta; no les gusta Johnny Acosta; lo rechazan a priori por lo que sea y piden desde las gradas o las nefastas redes sociales su cabeza. Cero análisis. Gritos y nada más.
Después de una larga lesión que lo dejó fuera de las semifinales y finales del Torneo de Verano, ausencia que nunca pudo el Alajuelense superar, Acosta reapareció con la Tricolor el pasado viernes en el juego amistoso frente a Venezuela.


Jugó exactamente igual de mal que Cristian Gamboa y Kendall Waston, pero toda la rayería cayó sobre él. Cristian es intocable para los aficionados y a Kendall le costó muchísimo meterse en el grupo de los privilegiados. Pocos reclamaron cuando Jorge Luis Pinto lo dejó fuera del Mundial de Brasil.
La Selección fue un coladero por la franja derecha y por el centro; Gamboa tiene la ventaja de que es un avión y cuando lo rebasan, en muchas ocasiones recupera su territorio y logra detener los avances, pero igual Rómulo Otero y Salomón Rondón se lo llevaron en varias ocasiones, lo mismo que a Waston.
Venezuela rompió la zona central de Costa Rica las veces que quiso; por ahí entró el gol y por ahí se quebró la retaguardia criolla, desde luego que por el mal posicionamiento de Acosta, pero no solo de él. Óscar Ramírez se la jugó con un solo volante recuperador, Celso Borges y sentó a Azofeifa, a Granados y a Tejeda, prueba táctica que no resultó.
El experimento del Machillo es válido en procura de más piernas en ofensiva. Los ticos sabemos por ejemplo que si juegan Azofeifa y Celso, no juega Cristian Bolaños; de manera que formar en la cintura con Celso, Bolaños, Ruiz y Joel, a la espalda de Saborío, nos da una pieza más en ataque que en defensa y eso tiene su riesgo, que se pagó con la fragilidad que mostró la Sele en este amistoso.
Dejemos en paz a Johnny; él ha sido pieza titular en lo que va de la eliminatoria; es hombre de confianza de don Óscar y fue la baja más sensible para Javier Delgado en el cierre del Verano. Algo tiene el agua cuando la bendicen y el fútbol de Acosta está repleto de bendiciones.