Logo La República

Sábado, 25 de mayo de 2024



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Martes 24 mayo, 2016

Gaetano Pandolfo

Una de las principales razones por las que el campeonato mayor de fútbol en nuestro país no mejora y resulte menos competitivo es la ausencia de regionalismos.
Aquí todos somos morados y manudos y desde luego, el grueso sector de seguidores del campeón Herediano, pero, alejado de la masa fanática de los dos grandes.
Los torneos de Invierno y Verano son de poca calidad futbolística y la diferencia con el campeonato mexicano es abismal. Hemos tocado el tema, pero se puede refrescar, repasando la intensidad de las series semifinales entre Monterrey contra América y Pachuca ante León, para darnos cuenta que lo de nosotros es bola y lo de ellos fútbol.
Se que me van a remitir a los millones de habitantes, infraestructura y salarios de jugadores que permiten fichajes de renombre, imposibles de cancelar en Tiquicia, pero el tema no va por ahí.
En Costa Rica podríamos pagar mejores sueldos, mejorar las asistencias a los estadios, arreglar los terrenos de juego y otras ventajas, cuando los habitantes de Pérez Zeledón, Limón, Liberia, San Carlos, Guanacaste, Turrialba, Guápiles Osa, Puntarenas y muchas otras zonas geográficas del país, con clubes representantes en la primera división, hoy o ayer, se hagan fanáticos del equipo del pueblo y dejen tirados al Monstruo y al León.
Comentaba mi amigo el Dr. Mario Zeledón, que el campeonato nuestro es tan malo, que solo cinco de sus jugadores integran la actual Selección Nacional: tres de la Liga; dos de Herediano y uno de Saprissa. Lo bueno, la calidad se exportó.
Agregamos al detalle de Mario, que los cinco jugadores seleccionados todos son de zona de retaguardia o defensivos: cero creativos, cero enganches, cero constructores y cero delanteros. ¡Qué mejor retrato de la mediocridad de nuestro certamen!
El campeonato mexicano es intenso, sus juegos hermosos, espectaculares; sus coliseos repletos; cada club llena su estadio con miles de sus seguidores y no del América, las Chivas o el grande de turno que los visita.
Nuestro fútbol debería tener clubes poderosos en zonas ricas y turísticas como Pérez Zeledón, San Carlos, Liberia, los Puertos, etc, etc.; que las fuerzas vivas metan dinero en el fútbol para que nazcan y crezcan seguidores del equipo local y no solo manudos, morados y florenses, acaparadores de títulos pero también responsables de la mediocridad de nuestro deporte favorito.

NOTAS ANTERIORES


Guimaraes ante un desafío táctico determinante

Miércoles 22 mayo, 2024

¿Cómo bloquear la gestión de fútbol ofensivo que construye en el Saprissa Mariano Torres?







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.