Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 18 Mayo, 2016

En el béisbol de las Grandes Ligas se habla mucho de ajustes. Es el término más empleado por “managers”, “coaches” y jugadores. Los entrenadores y sus asistentes en “pitcheo” y bateo constantemente nos hablan de los ajustes que hacen en procura del mejoramiento de sus jugadores.
Óscar Ramírez utilizó ese término cuando presentó al nuevo grupo de jugadores que van a jugar la Copa América Centenario.


“Seleccioné a este jugador pensando en los ajustes que puedo ordenar conforme se desarrollen los partidos”, dio a entender el técnico de la Selección Nacional.
La respuesta del Macho se presentó cuando y como de costumbre, mis colegas le preguntaron por qué seleccionó a fulano y no a zutano, probablemente el preferido del periodista y de la afición.
Hablando honestamente, una mayoría de aficionados al fútbol pensaron que era la oportunidad para que jugadores como Leonel Moreira, Pablo Salazar, Marvin Angulo, Elías Aguilar y Yendrick Ruiz, por citar los nombres más sonados, estuvieran en la lista final del “Machillo”, pero no fue así y justificando el porqué de estas ausencias, fue cuando el técnico de la Tricolor se refirió a los ajustes.
A los aficionados les cuesta comprender que la Selección Nacional está construida en un 95% en base a los legionarios, prácticamente intocables desde el mundial brasileño. Por ahí don Óscar saca a uno y mete a otro, como hizo ahora con Pipo y Umaña y con Yeltsin y Cubero, pero el once titular sigue intacto y todos nos lo sabemos de memoria: Navas; Gamboa, Duarte, Waston, Acosta (Umaña), Oviedo (Matarrita), Celso, Tejeda (Azofeifa), Bryan, Joel y Ureña.
Entonces, el resto del seleccionado el técnico lo escoge de acuerdo a la planificación de su trabajo, al conocimiento que él tiene de esos jugadores, a la confianza que les deposita porque sabe la leche que dan y… a los ajustes que el estratega proyecta de acuerdo a los rivales en brega.
Prefiere entonces “viejos” conocidos (Pemberton, Salvatierra, Granados, Umaña, Ariel Rodríguez, Saborío), que “nuevos” por conocer, sin que pese el hecho de que unos 20 jugadores no seleccionados, hayan jugado hace pocas horas la final del campeonato.
De ahí que en la nueva lista haya un solo jugador del Saprissa (Calvo), dos del campeón Herediano (Azofeifa y Granados) y tres de “su” Liga (Pemberton, Salvatierra y Acosta).
Entonces, el tradicional alboroto está sobrando.