Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 09 mayo, 2016


Herediano y Alajuelense son dos equipos muy equilibrados; si la final que se inicia esta noche se hubiera adelantado un par de semanas, los analistas darían al Team como favorito.
En ese momento, el equipo de Hernán Medford le peleaba al Saprissa palmo a palmo la cima de la clasificación, mientras el León daba tumbos de ciego hacia el tercer lugar, con peligro de descender al cuarto puesto.
Hoy, no muchas horas después los vaticinios han variado y los pronósticos se emparejaron, gracias al 5-1 global que la Liga le endosó al Saprissa y que guindó en el pecho de sus jugadores, etiqueta también de favoritos.
Entonces van enfrentarse dos favoritos.
El favorito de hace dos semanas con el favorito de hoy.
¿Podrá volcarse en tan poco tiempo la balanza en favor del León? La respuesta es no.
Estos partidos de instancias finales se pueden definir por un solo descuido.
Me parece que la anotación que liquidó a Saprissa en su serie con la Liga, fue el 2-0 que metió el pequeño Harry Rojas, quien surgió como fantasma en el área morada para incrustar a la red el tiro de esquina de Allen Guevara. El juvenil aprovechó un descuido de la retaguardia morada para meter el puñal que rompió luego el corazón del Monstruo.
Viajar a Tibás con un 2-0 resultó bastante cómodo para los pupilos de Javier Delgado. Anotar en Tibás casi que les daba el pasaporte a la final y lo hicieron con la anotación de José Guillermo Ortiz que dictó sentencia.
Igual la final entre manudos y florenses se puede definir por un descuido, un remate de tiro libre o un tiro de esquina concretado en los cordeles por el equipo que lo lanza.
Se van a presentar en el Morera Soto dos de los mejores porteros del campeonato: Pemberton y Moreira. El “Pelícano” gusta jugar con tres centrales: Brown, Miranda y Salazar; el “Sheriff” prefiere línea de cuatro: Salvatierra, Cummings, Gutiérrez y Meneses (Porfirio).
En cintura el Team es bien fuerte: Granados, Azofeifa, Cubero, pero la Liga no le afloja con Claros, Gabas, Valle.
El arte de construir, el León se lo deja a Guevara y Madrigal, más picantes que el tabasco, mientras que Elías Aguilar se apoya en los carrileros Sánchez y Mora para catapultar ofensivas.
Ortiz y McDonald por un lado y Yendrick y “Mambo” en el otro son los encargados de sacudir cordeles. Paridad total y absoluta en los dos binomios.
Entonces... ¡calda el que se descuida!