Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 05 abril, 2016


Deseo profesionalmente continuar con el tema de Keylor Navas y analizar la cobertura que le da a su trabajo como portero titular del Real Madrid, el periodismo deportivo costarricense.
Lo que menos me interesa es tener la razón; más bien, me serviría muchísimo para mejorar en mi trabajo, el comprender que estoy equivocado.
Repasemos la Nota de ayer: Tano está harto de la “Keylormanía”; no soporta la saturación de informaciones sobre Keylor Navas; no avala ni la cantidad y mucho menos el contenido de páginas enteras y decenas de notas en las secciones deportivas costarricenses, que informan de hechos y detalles sin ningún contenido analítico sobre el trabajo de nuestro consagrado portero.
Por ejemplo, el domingo, un día después del triunfo del Real Madrid, se publica en un matutino criollo una nota de tres cuartos de página con los datos de los remates que le hicieron a Navas: Messi 3; dos desviados, uno directo; Rakitic 2; uno desviado, uno directo; Neymar uno desviado; Dani Alves, uno desviado; Piqué uno a la red y Luis Suárez, dos desviados.
Agregan unos cuadros, repletos de flechas que muestran las distancias y los sitios desde donde le remataron a Keylor y otro cuadro, digno de un ataque terrorista con flechas y señalamientos, que nos indican los saques buenos y malos de nuestro compatriota. Con todo el respeto para el trabajo de mis colegas, no sé si algún lector se enganchará a descifrar eso, pero de aquí salto a lo que me interesa.
¿Será realmente este tipo de informaciones que se multiplicaron antes y después del clásico español, todas con Keylor Navas de protagonista, lo que busca, gusta e interesa a los aficionados?
Mi respuesta es negativa; considero que se trata de explotar la imagen de un señor portero en el club más mediático del planeta, para escribir y hablar sobre temas livianos, intrascendentes y sin ningún contenido analítico, que es lo que está llevando al periodismo escrito al infierno.
Pero insisto: ¿será que Gaetano Pandolfo se estacionó en la prehistoria y por su edad no comprende que hoy en día el periodismo deportivo es otra cosa? Puede que así sea y entonces debo reconocer públicamente mi error. No pretendo dar lecciones, menos irrespetar el trabajo de mis colegas, pero la “Keylormanía” informativa me ahoga, no puedo respirar y quería comunicarlo de alguna manera.