Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 08 marzo, 2016


La paliza que le propinó Belén al campeón nacional, combinado con el honroso empate de Carmelita frente al hasta entonces líder, Herediano, provocó un sismo en la cima de la clasificación, ahora en poder del Alajuelense, después de su abultada goleada del sábado ante el Uruguay de Coronado.
Desde luego que la primera jornada del Verano resultó sorpresiva, porque ese 3-0 de los belemitas no se lo esperaba ni el más pintado de sus dirigentes, aunque su presidente Olman Vega, expresó recientemente que Belén era un equipo mucho más ordenado tácticamente que el Saprissa. El vaticinio resultó profético, porque si algo mostró Belén ayer fue un ordenamiento táctico exquisito, muy bien retratado en el tercer gol de Fabián Garita, dibujo de calidad técnica y táctica de quienes lo gestaron.
Mérito para José Giácone que eleva sus credenciales de estratega como la espuma.
El cuerpo técnico del Saprissa, dejó el “fair play” que debería cumplirse también fuera del terreno de juego en el archivo de la gerencia deportiva y volvió a sentar a Danny Carvajal, de muy buenas actuaciones en las últimas presentaciones del monarca (una soberbia contra Limón) y dio pase a Jaime Penedo, vulnerado en tres oportunidades por la metralla local.
Pero Saprissa no perdió por eso, cayó porque Belén fue superior, anotó temprano, se paró firme atrás y como tiene talento de la cintura para arriba, entre Torres, Garita, Ochoa, Cordero y Adams construyeron las suficientes acciones ofensivas como para hallar red en dos oportunidades más, ganar tres puntos y cazar precisamente al Monstruo en el tercer lugar de la clasificación.
Herediano descendió al segundo lugar porque Carmelita le complicó el partido más de la cuenta; lo que se presumía como un juego de trámite entre el líder y el colero, por poco y concluye en drama para las huestes de Hernán Medford, que caían 2-1. El empate a dos salvó el honor del Team, pero le costó el liderazgo, ahora en poder de una Liga que montó la fiesta en la segunda parte, motivados quizá en el golazo de Pablo Gabas, uno de los más elegantes de todo el campeonato.
Qué difícil pensar que este empate de Carmelita es el inicio de una cadena de puntaje que lo salve del descenso; por ahora, darle mérito a Vinicio Alvarado que le metió pundonor a sus pupilos para mínimo, descender con honor. Aritméticamente, Carmelita le recortó un punto a los antesalistas del último lugar, dado que Uruguay y Pérez Zeledón perdieron. Algo es algo.
Interesante el salto que dio la Universidad, los celestes, con su triunfo en Liberia, le pasaron por encima en la tabla a Cartaginés y a los propios liberianos y ahora ocupan el sexto lugar. Ni qué decir que el equipo de la Vieja Metrópoli resiente otra temporada dramática, en la que no ve la luz y el cuadro se hunde como las típicas brumas de su territorio.