Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 25 Diciembre, 2015

Mientras se disputaban las semifinales y la final del campeonato, se movió y mucho el mercado de piernas en el fútbol nacional.
Cartaginés sacó la billetera y ha firmado jugadores que van a darle a los brumosos un nuevo rostro, sobre todo en su zona de retaguardia con las incorporaciones de Ricardo Blanco, carrilero por los dos costados o volante por fuera, Kevin Fajardo y Roy Smith.


También se suma Allan Duarte, futbolista polifuncional y de características similares a las de Blanco y en ataque se presenta Jorge Alejandro Castro, un tanque que hará binomio con Fabrizzio Ronchetti.
Herediano aceptó las quejas de Odir Jacques y además de ratificarlo en su puesto (suponemos que firmaron el nuevo contrato en una servilleta), le llenaron la línea de ataque de artilleros. Regresaron a la nómina dos chineados de la afición, Víctor “Mambo” Núñez y Yendrick Ruiz, y del Uruguay de Coronado llega Walter Silva. Buena compañía sin duda para Jonathan Hansen.
Jaime Penedo será el portero del Saprissa.
Habrá que esperar noticias del Alajuelense, urgido de llevar estatura a su zona defensiva. ¿Por qué no preguntan por Dario Delgado, y cómo anda la situación del colombiano Cristian Rivas en Limón?
Y donde se va a poner bonita la cosa en es la zona de descenso. Habrá dos nuevas pero viejas caras en posiciones de director técnico: Daniel Casas con Carmelita y Mauricio Wright con Pérez Zeledón; José Giácone sigue en Belén, mientras que de Liberia no llegan noticias.
La tesorería que más se ha movido es la de los generaleños porque después de la limpia que hicieron (17 separaciones) se apuraron a llenar posiciones. Los nuevos guerreros son Eduardo Valverde, Erick Marín, Juan Diego Monge y Pedrinho.
Y para un columnista de matutino que no consideró las victorias de la Selección Nacional en la eliminatoria ante Haití y Panamá como noticia deportiva relevante del año que termina, probablemente por no apoyar el trabajo de Óscar Ramírez en la dirección técnica, le aconsejamos que cuidado y no se duerme sobre el piano.
Terminamos con un abrazo de solidaridad, amistad y cariño hacia el técnico Juan Luis Hernández Fuertes, quien se encuentra jugando el partido más importante de su vida, muy delicado de salud pero repleto de fe en la ciudad de Madrid.
¡Feliz Navidad a todos los costarricenses!