Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 16 Diciembre, 2015

En el papel, en los supuestos y en la lógica, todo está puesto para que Alajuelense elimine a Limón y se clasifique a la final del Invierno.
Igual decían los seguidores de los Tigres en México y parecido piensan los fanáticos del Saprissa de su serie ante Herediano.
Tigres 3 Pumas 0: juego de ida.
Pumas 3 Tigres 0: juego de vuelta.
¿Por qué no un Alajuelense 0 Limón 1?
¿O un Alajuelense 1 Limón 2?
En su última visita al Morera Soto, Limón no perdió. Es más, estuvo a tres centímetros de derrotar al anfitrión con un remate escalofriante de Kendrick Pinnock en el último minuto que pasó lamiendo el palo vertical. Tampoco la Liga pudo con Limón en el Juan Gobán, de manera que no se presenta, ni siquiera como evidencia, una superioridad de un equipo sobre el otro. En este sentido, la ventaja sí es del León, porque con otro empate clasifica.
Limón ya no tiene tiempo de jugar al empate, está obligado al triunfo para sobrevivir y esta circunstancia del partido es la que le dará un libreto distinto por la urgencia de uno de los contendientes a ganarlo.
Los discípulos de Horacio Esquivel no se pueden guardar nada, de manera que tocará a los mediocampistas Allan Duarte y Diego Díaz triplicar funciones en zona de máquinas para nutrir de balones al binomio de ataque con Pemberton y Scott. El otro par de mediocampistas, Kareen McLean y Marvin Esquivel estarán más ocupados en frenar la cintura manuda, que no se ha visto bien desde que ha sido alterada por las ausencias de Ariel Rodríguez, Carlos Discua y Armando Alonso.
El timonel colombiano, Hernán Torres, les ha dado protagonismo a Osvaldo Rodríguez, Allen Guevara y Diego Calvo, tres titulares en los últimos compromisos y la cosecha de goles ha mermado después de aquella paliza memorable de 7-2 a Pérez Zeledón.
Limón tiene una limitante ofensiva en su retaguardia, porque sus carrileros no son ofensivos: Bennett y Centeno prefieren asegurar sus respectivas parcelas que volar en ataque, lo contrario a Loaiza y Matarrita y es por esta zona donde la Liga puede salir ganando.
Las figuras claves de Limón tienen que ser Duarte y Díaz; si el Alajuelense las amarra con Valle, Osvaldo o Ariel, el juego se les va a mostrar favorable porque cortan el circuito con Scott y Pemberton, un binomio de ataque que hoy luce más explosivo que el manudo, donde McDonald y Ortiz hace rato que no celebran en serie.