Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 7 Diciembre, 2015

La jornada dominical fue trepidante y el drama y las emociones fueron ascendentes, básicamente porque se jugaron los tres partidos en horas diferentes.
El menos emotivo fue el de la mañana que enfrentó al campeón nacional, Herediano, con el propietario absoluto del último lugar, Pérez Zeledón.
En ningún momento el Team vio peligrar el resultado y un par de goles en la primera parte le resultaron suficientes para ganar caminando y ponerse en la nuca del líder, Alajuelense. El “León” la tiene fea y puede pagar con la pérdida del primer lugar al término de la etapa de clasificación, por las cinco unidades que dejó escapar en el Morera Soto en sus compromisos ante Limón y la Universidad.
Alajuelense cierra en el Fello Meza y quedó obligado al triunfo si desea ser el rey de la primera fase del campeonato. El dilema es serio, porque debe enfrentar a un rival que igual quedó obligado a la victoria, a pesar de que obtuvo un triunfo agónico, dramático, infartante en el último respiro del cotejo frente al Uruguay de Coronado. Un gol de “Chiqui” Brenes les dio el triunfo a los brumosos que ahora dependen de sí mismos para clasificarse.
A Limón podría no alcanzarle su espectacular victoria de ayer frente al Saprissa para meterse en semifinales; los verdes no dependen de ellos para ir a la siguiente ronda, aunque le ganen a Pérez Zeledón en el cierre.
Los discípulos de Horacio Esquivel se jugaron un partidazo en un Juan Gobán rebosante y verdiblanco en los cuatro costados y fueron justos vencedores con un futbol vistoso, alegre, de toque ante un Saprissa limitado por ausencias de figuras estelares como Machado, Calvo, Bolaños y Ariel Rodríguez. Las ilusiones de Limón de clasificarse sin esperar resultados de otros escenarios en la fecha de cierre fueron sepultadas por el gol del “Chiqui”, que le dio una proyección diferente a la última jornada.
Los cuatro grandes dependen de sí mismos para clasificarse; si ganan en la fecha 22, pasan. Limón no. Limón necesita que Alajuelense derrote al Cartaginés y ellos ganar a Pérez Zeledón para sobrevivir.
Y aritméticamente, el Saprissa también podría quedar eliminado pero deben combinarse varios resultados: que el Monstruo pierda con Liberia en Tibás; que Cartaginés venza a la Liga y que Limón derrote a Pérez Zeledón.
¡Qué difícil, verdad!