Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 27 Agosto, 2015

Saprissa se jugó contra Santos Laguna un segundo tiempo espectacular; ha sido lo mejor del Monstruo en la temporada y esos 45 minutos mágicos sirvieron para darle vuelta a un resultado adverso, derrotar 2-1 al campeón mexicano y abrir las compuertas para una posible clasificación a la segunda fase de la Liga de Campeones.
Una sola variante le permitió a Jeaustin Campos y a su brazo derecho, José Giacone poner a jugar al Saprissa de manera muy diferente a como lo hizo en la primera parte de la que salió perdiendo 1-0, una anotación que logró el monarca azteca amarrado a una cadena de yerros infantiles de la defensa morada.
Después de que Irving Calderón pierde la marca con Diego González , la retaguardia morada se quiebra y se rompe posicionalmente, empezando por el propio Calderón que solo atina a perseguir al contrario como policía a ladrón callejero. Francisco Calvo, Andrés Imperiale y Adolfo Machado se desubican, queda un cráter a la espalda del canalero, Marvin Angulo no cubre y entonces Javier Orozco remata a placer el 1-0.
En el receso el cuerpo técnico morado sienta a Deiver Vega; mete a Daniel Colindres a que ataque por el flanco izquierdo y pasa a jugar línea de cuatro; Machado defensa derecho; Angulo volante derecho y el Monstruo se le va y le pasa por encima a un Santos Laguna sin reacción. Nos quedó la impresión de que el técnico santista Roberto Soboldi, que funge como interino, pagó cara su falta de ritmo porque se durmió y no ordenó las variantes que urgían en una formación que fue avasallada por el toque, el vértigo, la exactitud de las transiciones y los servicios de la oncena morada.
Saprissa montó una cadena de ataques muy bien coordinados donde la pelota iba asegurada de pie a pie, lo que permitió el par de anotaciones del triunfo que pudieron ser más, si Colindres enfría su cabeza frente al marco.
En nuestra Nota de ayer, apoyábamos un eventual triunfo del Saprissa, dado que la escribimos antes de su partido. Sucede igual con esta de hoy, escrita previa al juego Herediano-Tigres. Ojalá que el campeón nacional pueda presentar un partido idéntico o superior al que mostró el Monstruo en el segundo tiempo contra Santos, porque jugando así, se garantiza el triunfo y entonces, florenses y morados tendrían mayor oportunidad de clasificarse si sus respectivas series se definen en el último juego en México.

[email protected]