Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 31 Julio, 2015

La forma en que se juega el campeonato, con la clasificación a la segunda fase de cuatro equipos, le dará margen y espacio suficiente al técnico Jeaustin Campos de ir armando la estructura de su equipo, hoy rota por el cúmulo de lesiones de varias de sus más relevantes figuras.
En el momento en que el Monstruo pueda presentar su formación estelar, se van a ir terminando los problemas, sobre todo la falta de definición, talón de Aquiles en la pretemporada y el equipo capitalino retomará su poderío y se enfilará como candidato fuerte al título, su destino habitual.


Todas las ausencias pesan, pero, por ejemplo, en zona de retaguardia el no contar con Adolfo Machado ha sido determinante, porque el capitán morado ejerce una presencia y un liderazgo indiscutibles. Puede que haga falta también Keylor Soto, fichado por el Municipal de Guatemala, un jugador poco valorado por la fanaticada capitalina, pero que mostró una regularidad impresionante como pieza estelar en el engranaje de Campos.
La llegada de Ramón Martín de Campo y sobre todo de Francisco Calvo taparán ese hueco y además fue renovado Gabriel Badilla en procura de contar con más minutos.
Cuando Saprissa salte al rectángulo con Danny Carvajal; Heiner Mora, Adolfo Machado, Andrés Imperiale, Francisco Calvo, David Guzmán, Juan Bustos Golobio, Deiver Vega, Daniel Colindres, Diego Estrada y David Ramírez, otro gallo empezará a cantar en Tibás. Además de una reserva de lujo.
Y hablando del arranque del campeonato, decidimos no adelantar los tradicionales pronósticos de nuestra Nota, porque los lanzamos amparados a nóminas, atestados de los entrenadores y resultados de pretemporada, pero de pronto todo cambia.
Un ejemplo: digamos que le otorgamos a Liberia el sexto lugar porque confiamos en Orlando de León. Pero el equipo pierde tres juegos, lo despiden y se hunde. Al carajo el vaticinio. Esto ha sucedido con todos los equipos decenas de ocasiones desde que nos aventuramos a los vaticinios y no lo creemos ni oportuno, ni justo.
De manera que para el Invierno que arranca este fin de semana, Tano no se piensa parar en la caja de bateo. Además, recordar que somos pésimos para los pronósticos y esto no es del todo responsabilidad de decisiones de la dirigencia.

[email protected]