Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 26 Junio, 2015

Marco Alvarado, Mauricio Acuña y Fabio Parreaguirre, tres estimados compañeros de LA REPÚBLICA, son heredianos de hueso colorado y se pasan en los pasillos del periódico reclamando que a los miles de seguidores del fútbol costarricense, como que se les olvidó quién es el campeón nacional.
Nadie habla del Herediano, pocos recuerdan la final, claro —se quejan—, si la Liga o el Saprissa hubieran ganado el título, todavía los periodistas y los fanáticos de esos equipos estarían comentando o polemizando del tema.


Lo que sucedió fue que pocos días después de que Leonel Moreira le atajó el remate de penal a Johan Venegas, el pedalista Andrey Amador acaparó la atención de los medios por sus hazañas en el Giro italiano que lo tuvo a pocos minutos del podio. Ese cuarto lugar de Andrey marcó un hito en la historia del deporte criollo y convirtió en leyenda al guerrero pedalista.
Y, enseguida, se dio otro evento que estremeció el planeta fútbol y tuvo réplicas en Costa Rica, con la detención del presidente de la Federación de Fútbol Eduardo Li. Este suceso fue o es todavía de tal magnitud, que distrajo en las portadas de la prensa nacional hasta la hazaña de Andrey en el Giro.
Podemos escribirlo jocosamente aunque tuvo mucho de realidad: la proeza de Amador y el drama de Li, mandaron injustamente al archivo el título del Team.
Luego se presentaron eventos deportivos que acapararon la atención de los medios mientras la gloria florense seguía inadvertida.
Al juego amistoso entre las selecciones de España y Costa Rica se le otorgó demasiada atención por el morbo que representaba la presencia de Keylor Navas en la portería de la Tricolor, enfrentando a varios de sus compañeros del Real Madrid y casi a la misma hora, la Selección Nacional Femenina atrapó masivamente el interés y la pasión de los ticos por sus distinguidas presentaciones en el Mundial.
¿Y el campeón nacional de fútbol; alguien se acuerda quién es?, molestábamos los compañeros del periódico a los tres heredianos de cepa.
Y, para colmo de males de los seguidores del Team, se inicia la Copa América y menos que los ticos futboleros se interesan en comentar de la final del Verano. Y, ya, ya, ya viene la Copa Oro.
¡Caramba!
Costarricenses, reaccionen, pellízquense; no olviden que el Herediano es el campeón nacional de fútbol.

[email protected]