Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 17 junio, 2015


Montreal.
Brasil es potencia del mundo en fútbol femenino.
No las vi jugar contra Corea, pero si las observé frente a España y la pura verdad que no me impresionaron; quizá sus estrellas no estuvieron en su día, pero la furia roja las apretó en procura del empate y lo merecieron, aunque no llegó.
Brasil no fue muy superior a Corea y España, dos rivales que Costa Rica enfrentó con éxito, de manera que esta noche en Moncton, las suramericanas ingresan con credencial de favoritas pero se ha demostrado y con creces que no van a jugar solas y que van a topar con un rival dispuesto a darlo todo en procura de una tercera sorpresa seguida en el Mundial.
Ver jugar en vivo y directo desde el tercer nivel del Olímpico de Montreal a la Selección Nacional en sus primeros partidos de este Mundial, deja margen para un rico análisis, donde sería estúpido caer en un nacionalismo barato. Simple y llanamente, el grupo que dirige Amelia Valverde tiene calidad, está bien trabajado, sigue un sistema de juego y no entra a la cancha a especular, a ver qué es lo que sale.
Dinnia Díaz es una portero de clase mundial y podría ser la titular de cualquiera de las selecciones participantes. El lado derecho de la Selección es su sector más veloz y explosivo, porque Diana Sáenz y Melissa Herrera son pequeñas, pero rápidas. No paran de marcar, presionar y correr, pero con sentido. No a lo loco.
A Carol Sánchez le asigno carta de crack en la defensa central y a Wendy Acosta, absolutamente todos los atributos futbolísticos en una mujer, que reúne el Chunche Montero en varones. Entrega total. Lixy Rodríguez es la más técnica de la retaguardia y la que más aporta en ofensiva.
Katherine Alvarado es futbolista de nivel mundial; qué lástima que los visores de FIFA no han valorado su clase. Sus tiros libres son cicuta pura y sus filtros a posiciones ofensivas letales. Luego Amelia pone un tridente que tácticamente le da equilibrio a la oncena y ahí alternan María Barrantes, Shirley Cruz, y Cristin Granados, con el aporte de Raquel Rodríguez y Carolina Venegas. Estas cinco jugadoras gustan de intercambiar posiciones lo que da a la Sele una movilidad táctica importante en la mitad del campo.
Ojalá Brasil no resucite hoy y que Costa Rica repita sus dos magníficas presentaciones para ver si se nos abren las puertas de la clasificación.

[email protected]