Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 12 Junio, 2015

Montreal. Nos tocó presenciar el debut de Costa Rica en el Mundial de Fútbol, muy cerca de la directora técnica Amelia Valverde, de manera que pudimos seguir sus movimientos e instrucciones conforme se desarrollaba el partido contra España.
A pesar del dominio de las españolas y de que el juego se presentaba para que la furia roja anotara en cualquier momento, se presentaron tres o cuatro situaciones en que Costa Rica se puso en posición de ataque y renunció al atrincheramiento, pasando a jugar un 4-2-2-2 en lugar del 4-5-1 con el que planificó el partido.


España tenía la posesión de la pelota e insistía en sus ofensivas, pero Amelia presintió que Costa Rica podía ganar el partido y apostó por ello, cuando Melissa Herrera (7) y Shirley Cruz (10), abandonaron sus posiciones a los costados de las volantes centrales, Katherine Alvarado (16) y María Barrantes (14), se adelantaron y además, Raquel Rodríguez (11) pasó a jugar al lado de Carolina Venegas (9).
Jugando con una actitud más ofensiva fue que Venegas pudo penetrar la retaguardia española en dos oportunidades, pero a la hora final, cuando le faltaba un paso más para ubicarse frente a la guardameta Tirapú, fue despojada del balón por las centrales Torrejón y Putellas.
Aplaudimos el comportamiento de Valverde, porque no demostró temor ante el huracán rojo; cualquier otro entrenador se hubiera metido atrás a sostener el empate, pero Costa Rica tomó sus riesgos tácticos y eso agrada, aunque tiene un costo. Ese hecho de abrirse un poco en retaguardia, permitió la arremetida final de España, que se fue con todo por el triunfo, pero pegó con cerca por el extraordinario trabajo de la portera Dinnia Díaz y la líder defensiva, Carol Sánchez, un baluarte en la última línea.
Me queda la impresión de que la Selección Mayor Femenina está dirigida por una profesional que conoce y sabe de su oficio, lo probó en esta dura prueba ante España, el equipo debe mejorar y mucho para pasar a la segunda fase en dos aspectos que analizamos ayer, pero debe seguir en manos de Amelia Valverde, entrenadora que pasó con muy buena nota su primera prueba de fuego.
Sigue Corea mañana, que viene de perder ante Brasil 2-0 y se juega la clasificación ante las ticas; esperamos una Costa Rica más agresiva en ofensiva y con salida más ordenada, inteligente y rápida. Las asiáticas van a atacar y van a dejar espacios, hay que aprovecharlos con agilidad mental.

[email protected]