Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 11 Junio, 2015

Montreal. Si la Selección Nacional quiere clasificar a la segunda fase del Mundial de Fútbol que se juega en Canadá, debe mejorar y mucho dos aspectos negativos que enseñó en su partido frente a España.
El primero es sostener más el balón y el segundo es ser más insistente y agresivo en la ofensiva. Si bien es cierto Costa Rica se jugó un partido heroico en defensa y mantuvo un ordenamiento táctico aplaudible, si sus futbolistas del medio campo no sostienen más el balón y si sus defensoras no tratan de salir jugando, en lugar de reventar a lo que salga y de nuevo regalarle la pelota al rival, será difícil que contra Corea y Brasil se pueda soportar el embate.
Katherine Alvarado, María Barrantes, Shirley Cruz y Raquel Rodríguez, que fueron las titulares de la cintura en el primer juego del Mundial, están obligadas a dar pausa y oxígeno a sus compañeras Diana Sáenz, Carol Sánchez, Wendy Acosta y Lixy Rodríguez, quienes como línea de cuatro no tuvieron un segundo de reposo y sobrevivieron porque tienen calidad, porque a sus espaldas se para una portera de clase mundial como Dinnia Díaz y hay que reconocerlo, porque a Costa Rica le acompañó la suerte.
Las ocasiones de gol que desperdiciaron frente al marco y sin marca, las ibéricas Jennifer Hermoso, Sonia Bermúdez, Natalia Pablos y Vicky Losada, fueron prueba irrefutable de que, a pesar del gran trabajo de nuestra retaguardia, igual fueron superadas sus marcas y más goles no cayeron porque Dinnia voló y las europeas llegaron sin brújula.
También la Selección Nacional debe ser más agresiva en ataque; en todo el juego frente a España, si restamos la acción del gol de Raquel, que nació de una inspiración individual de Lixy Rodríguez, solo dos ataques con cierto nivel de peligro construyó la Sele y terminaron en los zapatos de su única delantera Carolina Venegas, quien, sin acompañamiento vio sus intentos de gol morir antes de llegar al punto de penal. La portero de España, la vasca Ainhoa Tirapu no tuvo una sola intervención de apremio en todo el partido y entonces, de no mejorar en este punto, será difícil llegar largo en competencia
Desde luego que Costa Rica también mostró cosas buenas en su debut en el Mundial y nos agradó el comportamiento de la directora técnica, Amelia Valverde, que será nuestro comentario de mañana.

[email protected]