Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 7 Abril, 2015

Parece que Cameron Porter se lesionó y no podrá liderar el ataque del Impact Montreal esta noche.
¡Enorme noticia!
Este ariete de fútbol práctico y moderno nos hizo mucho daño en Montreal en el juego de ida, como receptor de los servicios de la locomotora humana, Dominic Oduro, abierto por la derecha, quien resultó imposible de marcar para Ariel Soto y Porfirio López.
Un golcito rojinegro en cada tiempo e ir a los tiempos extras no sería mal negocio para los anfitriones. Desde luego que sus fanáticos esperan más y se ilusionan con otra noche mágica similar a la que le ofrecieron sus “muchachos” cuando aplastaron 5-2 al D.C. United de Washington.
El peor de los escenarios, como escriben los analistas de las Grandes Ligas cuando comentan las previas de cada uno de los equipos es que caiga un gol de los “Impactados”, que pondrían la semifinal contra las cuerdas.
Un gol de los canadienses obliga a la Liga a meter cuatro, de manera que mejor ni pensar en ese cuento, pero se debe recalcar que es en este renglón donde Óscar Ramírez debe concentrar lo mejor de su trabajo.
Se publicó que horas antes del juego en que Alajuelense goleó a Belén 6-0, el “Machillo” les pasó a los jugadores los videos con todos los goles que habían recibido, lógicamente que para no repetir errores, cuando entraron por desatenciones de sus dirigidos.
Parece que no se asimilaron los consejos, porque la marca inocente de Porfirio López a Jorge Gatjens en un gol de Pérez Zeledón y la cadena de desaciertos de los defensas suplentes de la Liga contra Cartaginés, obligan a encender las sirenas de alarma. Si la defensa manuda no se para bien, no se concentra, no se complementa y coordina, no le será nada difícil al Impact meter un gol, que es casi lo único que necesita para instalarse en la final. López, Kenner Gutiérrez, Johnny Acosta por el centro, Salvatierra, Soto, Peralta por los costados, acumulan un Invierno con déficit, con 19 goles en contra en 16 partidos, récord tenebroso para la clase de compromiso que es el juego de esta noche.
El Impact es muy buen equipo: práctico e inteligente y con individualidades de peso como Piatti, Donadel, Cabrera, Duka, aparte del cohete Oduro.
¡Qué va! La Liga la tiene fea.
Para ganar urge de todo un replanteamiento de su retaguardia, de un partidazo de Alonso, Venegas, Matarrita y Calvo y que Jonathan McDonald esté encendido. Son muchas las piezas que se deben de aceitar. El mecánico Óscar Ramírez tiene la palabra.

[email protected]