Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 16 Marzo, 2015

Lo que no pudo lograr en la fecha doce, el Saprissa lo hizo en la trece: despegarse en la cima.
Su apretado triunfo con Limón, combinado con el nuevo empate del Alajuelense en Coronado y la derrota de Herediano en Pérez Zeledón les han dado a los morados un sabroso colchón de cinco unidades por encima de su archirrival, la Liga y con un juego menos.
Insistimos en que la participación en la Liga de Campeones distrae la participación de florenses y manudos en el Verano local y de este detalle, no solo se aprovecha el bicampeón nacional para alejarse en la cúspide, sino un par de intrusos que están dispuestos a ser protagonistas en la segunda fase y no mirarla por la televisión: nos referimos a Pérez Zeledón y Santos.
Si las formaciones de los charrúas Daniel Casas y César Eduardo Méndez se aferran a las victorias y a seguir golpeando cada vez que saltan al terreno de juego, perfectamente podríamos estar en puertas de una segunda fase renovada, remozada, con la presencia de nuevos protagonistas y la ausencia de clubes tradicionales como la Liga, Herediano y el Cartaginés, este último más alejado de los puestos de clasificación, dado que ayer dejó escapar otro par de unidades ante los belemitas.
Mayoritariamente se piensa que una vez Herediano y Alajuelense “terminen” su participación en la Conchampions, ya sea que clasifiquen a la final no tan cercana o queden eliminados, retornarán al campeonato criollo y rápidamente se van a instalar en los puestos de vanguardia, pero puede que el tiro les salga por la culata y no sea así. Para que esto se dificulte, se complique o definitivamente no se produzca, tienen la palabra por ahora los guerreros del sur y los santistas.
En la zona baja de la clasificación, el gran perdedor de la jornada trece fue Limón, derrotado en su patio por Saprissa.
Sus rivales directos arañaron unidades, con empates: Generaleña frente a la UCR y Uruguay con la Liga. Hace rato que los isidreños se están despegando de la zona de descenso que cada fecha parece ser cosa de tres. Por ahora, Limón se estaciona; AS Puma y Belén se ganan “un puntito” y todo esto suma y resta en la parte baja de la tabla que está hirviendo.
Belén le mete un punto arriba a Limón y AS Puma le recorta otro punto abajo. Quedan los generaleños a tres de diferencia con un juego menos de manera que la aritmética dicta que fueron los verdes del Atlántico los más perjudicados con los marcadores de la jornada décimo tercera.

gpandolfo@larepublica.net