Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 24 Febrero, 2015

Definitivamente que los juegos de la Liga de Campeones de Concacaf, distraen la atención de técnicos y jugadores dentro de sus respectivos campeonatos.
Por ejemplo, el clásico costarricense cayó en el peor momento, justo en la fecha anterior a la que sus dos componentes, Saprissa y Alajuelense, se topan con la eliminatoria de los cuartos de final de la también llamada Concachampions frente a rivales muy calificados del área.
Herediano, el tercer representante del fútbol criollo en competencia, si bien es cierto pudo adelantar su juego de campeonato con Limón al sábado, quedó en lo mismo pues debuta mañana en Tegucigalpa con el Olimpia, equipo que también descansó a sus principales piezas en el juego de campeonato del domingo con Real Sociedad.
Solo los cuerpos técnicos de cada equipo, y desde luego el preparador físico del club, conoce profesionalmente el teje y maneje del estado físico y mental de los futbolistas. A los periodistas y aficionados se nos puede ocurrir que se exagera cuando se habla de la urgencia de dar reposo a piernas valiosas en cada formación, que vienen saturadas de tanta competencia debido a calendarios apretados.
Dentro del profesionalismo actual se debe respetar ese criterio, incluso médico, de que el jugador necesita reposo cuando se reporta cansado o limitado físicamente por el trajín en competencia.
Pero cuesta asimilar el dictamen de los cuerpos técnicos, cuando en otras disciplinas individuales, como el tenis por ejemplo, vemos a dos gladiadores, hombres y mujeres jugar una noche un partido de tres o casi cuatro horas de duración y tener que presentarse al día siguiente a cumplir con el siguiente compromiso sin chistar.
Periodistas deportivos costarricenses interesados en el tema, ya analizaron y se documentaron sobre las horas de juego de futbolistas profesionales europeos, que se asemejan y son muy similares a las de los ticos y sin embargo, en el Viejo Continente nadie llora, ni descansa por “jugar tan seguido”.
En todo caso ya las distracciones llegaron a su final, Herediano viajó a Honduras a abrir el telón de los cuartos de final hoy frente al Olimpia, mañana es la cita en Tibás entre el bicampeón Saprissa y el poderoso América de México y el jueves la Liga espera al D.C. United, apenas desempolvando el equipaje.
Solo el fútbol costarricense, 13 del planeta a nivel de selecciones nacionales, se da el lujo de estar representado por tres clubes en esta Liga. Entonces… a jugar y a ganar.

[email protected]