Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 1 Diciembre, 2014

El clásico para las semifinales quedó sentenciado con el triunfo del Cartaginés en el Ricardo Saprissa.
Ese 1-2 de noche de miércoles en Tibás fue un resultado sorpresivo que le impidió al campeón sostener el tercer lugar y lo empujó a la cuarta casilla. Ahí, en el último puesto clasificatorio, el Monstruo atisbó al León a escasa distancia.


Y ahora, por lo sucedido ayer: se lo topó.
El cuadro de la Vieja Metrópoli viene de meterle una goleada al Herediano; le encajó cuatro anotaciones en el Fello Meza en su último enfrentamiento. El Team maquilló el contraste con un par de golcitos que aminoraron el revés.
Pero, los jugadores azules saben que pueden eliminar al rival que les ha hecho la vida de cuadritos en los últimos campeonatos y no iban a desaprovechar la ocasión de enfrentarlos en semifinales después de la gesta en Tibás.
Por eso se acomodaron su último partido en el Fello Meza, donde fueron “visita” ante un Limón que repleto de problemas económicos, le vendió el alma al diablo a cambio de varios millones de colones, recaudados en sus respectivas “localías” en el Rosabal Cordero y Cantarrana.
Para vérselas con su habitual verdugo, el Cartaginés tenía que derrotar a Limón y lo hizo sin el menor problema, lo que “condenó” al Saprissa a jugar el clásico.
Ahora, esto de “la condena”, solo cabe en la cabeza de los fanáticos rojinegros.
Así como Cartaginés dio buena cuenta del Herediano en su último enfrentamiento, igual el Saprissa despachó 2-0 al Alajuelense sin ninguna apelación, de manera que está en total capacidad de volver a vencerlo en un partido que, cuando se inicia, borra todo lo acontecido con anterioridad.
El clásico lo gana cualquiera y el eventual favoritismo de uno sobre el otro (hoy lo tiene la Liga), es orquestado por el fanatismo de los seguidores y en mucho por la opinión de la prensa deportiva.
En el papel, son favoritos Alajuelense y Herediano, paradójicamente, dos equipos que vienen de perder sus respectivos juegos con los rivales en la semifinal.
¿Entonces?
¿De qué estamos hablando?
Si repasamos que Herediano ha sido la bestia negra del Cartaginés, no tiene sentido afirmar que los brumosos se quitaron el tiro de enfrentar a la Liga y “prefirieron” al Team.
¿Quién ama a su verdugo?
Los enfrentamientos en semifinales se acomodaron en la penúltima jornada; los fijó el triunfo del Cartaginés en Tibás.
Lo demás fueron meras especulaciones.

[email protected]