Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 24 Noviembre, 2014

Si un técnico deja sentados a Víctor “Mambo” Núñez, Anllel Porras y Antonio Pedroza, está dejando en la banca los goles.
Y eso hizo Jafet Soto el sábado para enfrentar al Saprissa: dejó los goles en la banca, para parar un equipo con idéntico estilo al de la Liga —por algo el Machillo Ramírez dijo en una entrevista que Herediano busca imitarlos—, probablemente para ir calentando el duelo de la segunda fase, si se produce.
Es un 5-4-1, con tres centrales, dos carrileros, dos recuperadores, dos volantes abiertos y un delantero. Una formación moderna, poco proclive al espectáculo.
Herediano: Granados y Gómez; Scott y Ramírez y Ruiz atacando.
Alajuelense: Guzmán y Rodríguez; Venegas y Sánchez y Alonso atacando.
Saprissa es el que arriesga más, porque con cinco en el fondo, forma luego con Guzmán y Bustos, pero luego junta a tres jugadores que son delanteros, aunque Jeaustin Campos no los ubique como tales: Deiver Vega, David Ramírez y Ariel Rodríguez son atacantes y por ahí es que los morados lucen más inquietos en ofensiva.
De ahí que en el clásico del buen fútbol, el Herediano se apuntó al empate para dejar las cosas igual y Saprissa buscó el triunfo para quebrar la clasificación proyectada de antemano, que ubicada en su orden a Alajuelense, Herediano, Saprissa y Cartaginés.
Fue tan evidente la intención del estratega florense, que al final del partido dijo que hasta el minuto 80, todo se hizo a la perfección. El gol de Daniel Colindres fue el que le rompió el esquema y entonces sí, en carreras, metió “los goles” al campo con Pedroza y Porras. Ya era tarde.
Con Alajuelense es parecido y al Macho, ocasionalmente le sucede lo mismo que el sábado a Jafet: la ventaja manuda es que su técnico lleva muchísimos meses preparando a su equipo para jugar de esa forma, mientras que Soto en el Team, apenas arranca.
Cuando Jafet manifiesta que no era necesario meter toda la carne en el asador, es fácil comprender su intención: ni cayendo en Tibás, Herediano perdía el segundo lugar, de ahí quizá su alineación y entonces, habrá que esperar las instancias finales para saber si la carne que se guardó en la alacena son lomitos de Mambo, Porras y Pedroza y como postre, “brownies” de Hay. Brunet Hay: ¿lo recuerdan?
En dos semanas Saprissa liquidó a la Liga y a Herediano; los periodistas pretendimos matar al Monstruo, pero este ruge, vocifera, se sacude y lo más peligroso... avisa.

[email protected]