Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Miércoles 10 septiembre, 2014


Entiendo que lo de Paulo Wanchope como director técnico de la Selección Nacional es transitorio.
Supongo que a ningún dirigente le pasa por la cabeza dejarlo en ese puesto en caso de que Costa Rica gane la Uncaf.
Paulo es un tipo maduro e inteligente y sabe que le falta camino para ser el titular en esa posición. Solo él sabrá en qué escenarios completará la ruta para que en un futuro, con mayores conocimientos de su delicada profesión, pueda ser el entrenador estelar de la Tricolor.
Lo que pasa es que en este país a nivel de dirigencia somos tan irresponsables, que por ahí podrá saltar algún cabeza hueca que considere que Chope podría seguir al frente del seleccionado si gana la Copa Centroamericana.
Así las cosas y en ese entendido, de que Wanchope es transitorio en el puesto, debemos tenerle paciencia y dejar de estar comparándolo con Pinto.
El fútbol costarricense quedó marcado por los sucesos futbolísticos y administrativos del Mundial. Lo que se presentó en la cancha fue sencillamente espectacular. Lo que se presentó en la mesa fue deplorable y casi vulgar.
Entonces, Pinto dividió al país en dos, idéntico a como sucedió con Óscar Arias y su TLC.
Tenemos ahora pro-Pinto por miles y anti-Pinto por miles.
Pertenezco al primer gremio pero eso no significa que por una irregular presentación de la Selección en la Uncaf con Panamá, haya que pedir a gritos la cabeza de Chope.
También con Pinto en la dirección técnica de la “Sele”, Panamá nos superó en algunos partidos y lo ha hecho a menudo en las últimas competencias, con Medford y Guimaraes al frente de la escuadra patria.
La pura verdad, estábamos eliminados de la Uncaf.
Ese golcito colocado, bonito de Johan Venegas resucitó al muerto y nos metimos en un juego que olía a cementerio. La combinación del penal que anotó Celso y el que detuvo Pemberton nos dejó con vida.
¡Quedamos dependientes de Nicaragua!
Por suerte los pinoleros están obligados a ganar para clasificarse a Copa Oro y tendrán que darlo todo ante los canaleros. Estos tienen 90 minutos para meter cuatro goles y no recibir ninguno. Hoy todos los ticos somos sandinistas, buenos o malos, qué importa.
Pase lo que pase, dejemos de comparar a Wanchope con Pinto, facilitemos el trabajo del técnico interino y archivemos los sucesos de Brasil, que para la Uncaf no vienen al caso.
Uncaf es un mero paréntesis.
Lo relevante vendrá después y ahí, don Paulo César no pesa.

[email protected]