Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 21 Agosto, 2014

Repasen lo que le dijo el jerarca del Levante, Quico Catalán, a Keylor Navas ayer, cuando el portero costarricense viajó a Valencia a despedirse de su anterior equipo, compañeros y aficionados.
“Gracias sobre todo por saber esperar y por saber aprovechar su momento” y no solo por “las grandes paradas, las grandes exhibiciones y los grandes partidos que han dado mucho puntos”, expresó.
¡Saber esperar!
Dos largas temporadas calentando banca en el Levante; sentado en el frío congelador de la reserva, mientras el uruguayo Gustavo Munúa se robaba los aplausos en el marco del equipo.
“No fueron momentos bonitos pero me ayudaron a madurar, a crecer como persona y a aprender de la competencia”, dijo el generaleño.
Entonces, para continuar con el tema de nuestra Nota de ayer, entresacar de tantas expresiones de las partes lo relevante.
“Gracias por saber esperar”, le dice el jerarca del Levante a Navas. Qué tal entonces si ahora en el Real Madrid, de nuevo le toca a Keylor “volver a esperar”.
¿Qué tal si en un par de temporadas, será Florentino Pérez el que le repita al gran portero nacional las mismas palabras que Catalán?
¡Gracias por saber esperar!
¿Existirá un portero en el mundo que habrá esperado más que José Francisco Porras?
Temporadas enteras “envejeciendo” en la reserva y de pronto, en la madurez de su carrera deportiva da el salto a la estelaridad en el Saprissa y se convierte en mundialista titular con la Selección Nacional.
Nítidas lecciones de vida de las que debemos aprender los costarricenses en caso de que Carlo Ancelotti decida que para esta campaña, Iker Casillas será su portero titular.
Con 27 primaveras y viviendo como un rey, Keylor Navas sabrá esperar. Somos sus compatriotas los que no tenemos paciencia para esperar y lo queremos ya, hoy, de una sola vez en la portería del Real Madrid y que a don Iker se lo lleve la trampa.
La vida profesional de un portero es longeva; la más larga en el fútbol; el mítico Dino Zoff a los 40 años era titular de la “azurra” y levantó copas de toda naturaleza; podemos citar decenas de ejemplos más, de manera que a sus 27 años y con deseos de aprender en competencia, Navas le agradeció públicamente a Munúa sus consejos, como desde ya le agradece a Casillas los suyos.
Paciencia compatriotas, paciencia; si el técnico italiano de la Casa Blanca decide que Navas será su titular, vibraremos todos de emoción. De lo contrario, aprendamos todos a esperar… como Navas.
¡Tremenda virtud!

[email protected]