Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 30 Julio, 2014

Hoy juega Cartaginés ante Alajuelense, juego de ida de una de las semifinales del Torneo de Copa; mañana lo harán Herediano y Saprissa.
Decíamos ayer en este espacio que un equipo como Pérez Zeledón, que no solo firmó al laureado técnico Marvin Solano, sino que fichó a varios futbolistas de cartel, estaba obligado a dar un golpe de efecto en su grupo de la Copa y no quedar eliminado en las primeras de cambio. Hubiera sido bien atractivo mirar (verbo prohibido a partir de…) a los guerreros en las instancias semifinales como un aviso o un preámbulo de que entrarán al campeonato con todo y por todo. Considero que Pérez Zeledón fue el equipo que mejor se reforzó en el receso y, sin embargo, pasaron por la Copa con más pena que gloria.
Situación similar se presenta en el duelo semifinal entre brumosos y manudos; le toca al nuevo Cartaginés de Mauricio Wright dar ese golpe de efecto que no pudo presentar Pérez Zeledón en la fase de grupos. La pura verdad que si la Liga elimina al cuadro de la Vieja Metrópoli casi que no es noticia, todo lo contrario si los brumosos sacan a los manudos del torneo.
Los fanáticos del Cartaginés no se cansan ni de ilusionarse, ni de cargar frustraciones; soportan una capacidad de sufrimiento impresionante en tanto pasan los campeonatos y los años sin que llegue la ansiada corona; han estado a punto de tocarla, olerla, alzarla como en Heredia después de ganar la ida 2-0 y se les volvió a esfumar de las manos.
Con Juan Luis Hernández, Alexandre Guimaraes, Johnny Chávez, Javier Delgado y ahora Mauricio Wright, los leales seguidores del Cartaginés en cada arranque de campaña se frotan las manos y se ilusionan, al punto de que para el primer partido de esta Copa, llegaron en tal cantidad al Fello Meza que hubo que abrir boleterías emergentes.
De nuevo la dirigencia brumosa liderada por Daniel Vargas sacó la billetera y armó una nómina de primer nivel, con un técnico serio y responsable que hizo campeón a Brujas y desea repetir podio en Cantarrana. Entonces, el primer gran aviso que debe enviar el Cartaginés para que los demás sepamos que vienen por el título, radica en liquidar a la Liga, para no seguir con más de lo mismo.
Dicho de otra forma, que el golpe de efecto que no pudo pegar el superreforzado Pérez Zeledón en la Copa, lo pueda pegar Cartaginés en la semifinal, en mucho para estremecer el escenario.

[email protected]