Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 23 Julio, 2014

Cuando miro a un niño muerto…
Cuando una bomba lo despedazó…
Cuando un padre lo carga en brazos y lanza un grito aterrador…
Cuando los cachetes que eran rosados cambiaron de color por el humo y la metralla…
Cuando un pijama con dibujos animados será la cobertura de su cadáver inocente en una fosa común…
Cuando miro a un niño destrozado de color gris…
Odio, venganza, sangre, terror, guerra…
Cohetes, misiles, tanques, bombas, muertes…
Miro a un niño reventado por un misil y me suenan huecas las justificaciones…
Quién mató primero, quién mató segundo, quién mató tercero…
Nos mataron uno; matemos seis, justifica el coronel…
Les avisamos que los podíamos matar y no se fueron… alguien dijo.
Es que los usan de escudos humanos, aclara el comandante…
Y yo que miro a los hijos de Cristiano, Messi, Neymar, Suárez y Piqué disfrutando los placeres de la infancia…
… y a pocos kilómetros de sus sitios de recreo, niños de la misma edad son subidos a los techos para que una bomba los reviente y despedace.
Cuando miro a un niño muerto vomito rabia y vale mierda quién disparó primero…
¡Don Alberto Echandi!, debería usted resucitar y viajar a esas tierras infectadas de odio, resentimiento y rencor y grabar en cada fosa de los niños muertos, su frase inmortal…
… el Gobierno de la República no vale una gota de sangre de un solo costarricense.
Sangre inocente derramada a borbotones, consecuencia de odios por pedazos de aire, mar y tierra…
Odios fanáticos, culturales, religiosos, generacionales, añejos y malditos que la tortuga de la diplomacia no resuelve.
¡Las Naciones Unidas!
¡Cuáles naciones y cuáles unidas!
¡La FIFA!
Burócratas de excusado, ajenos desde sus palcos VIP a la tragedia humana.
El gol de James Rodríguez calificado como el mejor del Mundial, acapara títulos y portadas.
Mientras, en el mismo periódico y en la página siguiente, escondida en una esquina, la foto de un padre que lleva en brazos a su niño reventado con su cara infantil color metralla al hueco que servirá de sepultura, parece no importarle a nadie.
… es que dispararon primero.

[email protected]