Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 29 Mayo, 2014

Renacen las ilusiones de la afición más leal del fútbol costarricense: Club Sport Cartaginés.
Se entusiasmaron con Guimaraes, Johnny Chaves, Delgado y toca el turno de Mauricio Wright.
Uno de los primeros acuerdos fue sorpresivo: despedir al capitán José Villalobos Chang. Sonó a paso en falso.
Al rato se dio buena noticia: ficharon al defensa central de la Universidad, Jameson Scott, quizá el defensor más regular del campeonato. ¿Se tratará simplemente de cambiar pieza por pieza en el nuevo engranaje defensivo?.
Un periódico anuncia que la nueva dirección técnica va a escoger entre Andrés Sanabria y Andrés Flores. Uno se queda, el otro se va. De ser cierta la información, es otro paso en falso. Deben quedarse los dos. Sanabria es un magnífico jugador; el hijo de Róger Flores un chilillo del área.
Suman pierna, potencia, sangre y lo que abunda en Pipasa.
En ataque no deja de ser curiosa la combinación que firmaron los dirigentes brumosos y que viene de Puntarenas:
Luciano Bostal y Daniel Quirós.
Un toro y un ternero.
En ocasiones no se trata de fichar por fichar.
Todo pinta que a este par de delanteros les será difícil acoplarse en la línea de metralla brumosa porque físicamente son diferentes y por consiguiente, su estilo de juego es distinto. Para “jugarle” a Bostal el equipo tiene que moverse de forma diferente que para “jugarle” al Bebé Quirós. Sobran ejemplos de cómo juega un equipo cuando tiene un centro delantero alto, potente y buen rematador de cabeza, o cuando cuenta con otro bajo de estatura, pero picante, veloz y letal a ras del zacate.
Pienso más en un binomio Quirós-Lezcano y Bostal en reserva, a que se consoliden como estelares las dos nuevas piezas del ataque brumoso.
Ojalá Mauricio Wright se olvide de “carajadas” técnicas tan comunes en ciertos entrenadores que disponen que dos jugadores de características similares no pueden jugar juntos.
Me parece que es hora de que Leandro Silva y Paolo Cardozo jueguen juntos y sean titulares en el medio campo azul. Son dos creativos de clase y sobre todo el primero, ha pasado demasiado tiempo en la banca con los brumosos, incluso sin estar lesionado.
Nestor Monge y Pablo Herrera están obligados a dar más; arriba Johan Condega, otro constructor de fútbol y hay novatos de calidad. Las velitas se encienden en la Basílica, pero varió el nombre del destinatario. Ahora, al que le tiene que ir bien es a Wright.

[email protected]