Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 17 Mayo, 2014

Costa Rica es una nación alcoholizada.
La cultura del guaro nos tiene atrapados.
Disculpen entonces que hoy no comente sobre deportes, porque como enfermo alcohólico que soy me dejó impactado una información de La Nación el pasado martes, titulada “Casi la mitad de costarricenses dice no tomar alcohol”. Se basa en un estudio global de la Organización Mundial de la Salud.
Lo único que le puedo creer a ese estudio es lo que publica la redactora de la nota, Irene Rodríguez, cuando en el primer párrafo dice: “para muchos es difícil de creer, pero un estudio de la OMS sobre la forma en que se toman bebidas alcohólicas en 194 países, reveló que el 48,6% de los costarricenses mayores de 15 años no consume licor ni siquiera ocasionalmente”.
¡Claro que es difícil de creer!
Es más. ¡es imposible de creer!
Salvo que este estudio se haya hecho en una serie de conventos, donde incluso padrecitos y monjitas se tiran sus buenos vinos de marca.
Y agrega el estudio: “abstenerse del licor en Costa Rica es más común en las mujeres que en los hombres. Entre ellas, un 38% afirma que nunca ha tomado y un 20,7% que no lo han hecho en el último año”.
¡De infarto!
No sabemos de dónde salió este estudio, pero los signos externos que presenta Costa Rica en consumo de alcohol chocan de frente con estos números.
El consumo de alcohol en las adolescentes, en las jóvenes, en las colegialas y universitarias es dramático en nuestro país. Simplemente hay que caminar por las decenas de cantinas que rodean a todas las universidades de la Patria; todas repletas, a todas horas y en cada mesa, tres mujeres y un hombre.
Las noches de damas, el dos por uno, las barras libres, las serenatas, las fiestas de las camisetas, las graduaciones colegiales, las fiestas privadas en fincas, las 14.000 adolescentes embarazas cada año, las orgías de Palmares, todo enseña el infierno del consumo de la droga alcohol en la mujer desde edades tempranas.
¿Quién puede creer en este país que el 38% de las mujeres nunca se ha tomado un trago?
Todas las semanas se matan y matan muchos varones que conducen borrachos; los periódicos sensacionalistas nos informan de esas tragedias con detalle.
El consumo de alcohol es el peor flagelo de la juventud costarricense; la adicción a esa droga suma cifras alarmantes y todos los costarricenses somos testigos diarios de ese drama. Salir ahora con numeritos alegres que tapan esa tragedia no tiene sentido.

[email protected]