Logo La República

Domingo, 23 de enero de 2022



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo gpandolfo@larepublica.net | Viernes 14 febrero, 2014

Gaetano Pandolfo

A los colegas les encanta hacer ídolos de la nada.

El espectáculo se nutre de actores.

Se suben a la vitrina del planeta profesionales de altísimo nivel, pero también un número indefinido de bombetas.

Lamentablemente se mide con la misma vara a Mercedes Sosa que a Gloria Trevi o a Joan Manuel Serrat que a Pit Bull.

El mundo de las comunicaciones urge de nombres; la industria del fútbol para mantenerse y seguir generando millones de dólares, necesita de Messi y de Cristiano, dos fenomenales futbolistas, pero igual ascienden a la cima de las estrellas a miles de estrellados.

El modesto fútbol costarricense se ha meneado en las últimas horas con los fichajes de jugadores que en comparación con los criollos, tienen etiquetas superiores.

De repente cayó en el Saprissa un goleador boliviano que según las estadísticas, es el jugador que anotó más goles el año pasado, después de Ronaldo y Messi.

Con esa tarjeta de presentación, uno no se explica qué diablos está haciendo por aquí, pero lo cierto es que firmó, vino y jugó.

El pasado miércoles, don Carlos Saucedo jugó un ratito, solamente 15 minutos y anotó un penal, el gol más fácil del universo.

¡Bueno!

¿Ya se dieron cuenta lo que sucedió?

Un colega escribió que en el partido entre Herediano y Saprissa se había presentado un duelo de goleadores y que ese feroz duelo, Leandrinho se lo ganó a Saucedo.

Se me ocurre preguntar con todo respeto… ¿cuál duelo?.

Leandrinho jugó solo media hora y Saucedo solo 15 minutos.

En tan pocos minutos, sin absolutamente ningún antecedente, dado que no se conocen, no se habían enfrentado nunca, no son titulares, no arrastran ninguna rivalidad… ¿de qué duelo hablan?

Leandrinho no tiene que demostrarle nada a nadie; ya fue goleador con Herediano y Alajuelense y si no es titular en el Team se debe a que hay exceso de competencia.

Pero, Carlos Saucedo, apenas aterrizando en el país, entrenando fuerte para convertirse en titular con el Saprissa, no está todavía en condiciones de protagonizar un duelo con nadie y mucho menos porque anotó un penal.

Saucedo es un goleador nato, acreditado por las muchas anotaciones que ha hecho en el fútbol boliviano, cosa muy diferente a ubicarlo en el Olimpo de los dioses porque anotó un remate de penal.

Eso sí, que el boliviano pinta bien… pinta.


NOTAS ANTERIORES







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.