Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



NOTA DE TANO


Nota de Tano

Gaetano Pandolfo [email protected] | Viernes 31 enero, 2014


Sin conocer el resultado de anoche entre Uruguay de Coronado y el Saprissa, no hay duda de que los resultados de las jornadas cuatro y cinco no fueron favorables para el equipo de Belén, que después de ahuyentarse unas horas del último lugar de la clasificación, se ha vuelto a instalar “cómodamente” en zona caliente.
En dos partidos con rivales de zona media de la tabla o dicho de otra forma, que no están considerados entre los cuatro grandes del torneo, la UCR y Santos de Guápiles, los discípulos de Vinicio Alvarado solo amarraron un punto.
Esta escasa cosecha contrastó con la relevante victoria de Limón frente a Pérez Zeledón en la agonía del juego y se complicó más el tema para los belemitas, con el claro triunfo de Puntarenas en el Lito Pérez, cuando despojaron del invicto al entonces líder del certamen, Cartaginés.
Los dos puertos pusieron distancia en la maratónica carrera para eludir el descenso y además de ahuyentar los fantasmas del viaje a la segunda división, metieron en el enredo a los guerreros del sur, un equipo que con dos derrotas en fila, se metió “de jupa” en territorio de infierno.
Belén quedó a la espera del resultado de anoche entre isidreños y morados y sin duda que los seguidores del equipo belemita, habrán encendido velas la tarde de ayer para que el “nuevo” Saprissa, que anunció el regreso de figuras relevantes de su formación, le diera el empujoncito y estacionara a los discípulos de Carlos Watson en 25 unidades para tenerlos a tiro.
De pronto al equipo del Valle del General se le vino la tormenta y después de dar el campanazo en la fecha uno, derrotando con dos hombres menos al Saprissa, un resultado de escándalo, ahora los muchachos de César Eduardo Méndez caen derrotados con Carmelita y Limón, rivales que, como lo apuntábamos en esta misma Nota hablando de Belén, no forman parte de la élite de nuestro fútbol.
Puntarenas ya superó a Pérez en la clasificación acumulada; si Uruguay derrotaba anoche al Saprissa, también dejaba regado a los guerreros del sur; Limón se puso solo dos unidades por debajo de los generaleños.
Como vemos, la matemática es fría y segura; los números no fallan y dictan evidencia. Para Belén, las jornadas 4 y 5 han sido tenebrosas por sus propias presentaciones y porque se confabularon otros resultados nefastos para su gran meta de eludir descenso.


[email protected]