Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 30 Diciembre, 2013

Deseando quitárselo de encima y sin hallar donde “ponerlo”, como un árbol de navidad la primera semana de enero, la dirigencia del Saprissa se aprovechó de la humildad, valores personales y poca autoestima de Cristian Lagos y “armó” un comunicado de prensa donde anuncia que el delantero se marcha del club cargado de hipocresía.
Tras avisar que el futbolista pasa al equipo Churchill Brothers Sport Club Goa en la India (eso de Churchill Brothers suena a nombre de circo de familia), los patronos morados se sienten orgullosos y sobre todo bondadosos cuando agregan que “el club facilitó todos los medios para que el jugador pudiera realizar su sueño de jugar en el fútbol extranjero, crecer como profesional y aprovechar una importante oferta económica, son parte de los motivos que impulsan al delantero para tomar la oferta, situación que el Saprissa 'entiende' y apoya”.


Quien lea este párrafo detenidamente y no conozca la historia oficial, podrá creer que los dirigentes del Saprissa se están desprendiendo y sacrificando para dejar libre a un jugador estelar de su nómina y que lo hacen porque “entienden” la enorme oportunidad que tiene Lagos de abrirse espacio en el fútbol internacional de quinto mundo.
¡Qué generosos los horizontes morados!
Extraño que no actúen igual en el caso de Yeltsin Tejeda.
Y después de tratar de justificar y explicar el cuento con un argumento que nadie, ni ellos mismos se tragan, ponen al buenazo de Cristian a escribir un guion de telenovela en el que agradece a sus patronos las facilidades que le dieron para poder incorporarse a tan “importante equipo”, donde el máximo goleador del campeonato, desechado otra vez por el cuerpo técnico morado, va a tratar de emular las hazañas de los artilleros del Churchill Brothers, Yusuf Yakubu y Odafa Okalie ????, que uno debe suponer son o eran los Messi y Ronaldo hindúes.
Lagos agrega que “quiero agradecer a toda la afición saprissista que siempre me mostró su cariño y apoyo, esta es una oportunidad única para mi persona y familia que no podía dejar pasar”. Este párrafo lo dejamos a la libre interpretación del lector.
Tano cree que conociendo la Costa Rica futbolera la real situación en la relación Saprissa-Lagos, un escueto informe de dos líneas anunciando el traspaso del jugador a su nuevo equipo, hubiese sido mejor que este tambaleante guion.

[email protected]