Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 14 Diciembre, 2013

La final no tiene favoritos.
Al Herediano lo presentan como tal, pero con Alajuelense al frente el suelo está parejo.


Eso sí, nos atrevemos a afirmar que el equipo que gane el lunes campeoniza.
Decíamos ayer que un punto que puede favorecer a los manudos es la casi nula oposición que ha tenido la línea de cuatro defensores del Team en el desarrollo del campeonato.
Son contados con los dedos de la mano los juegos en los que Dave Myrie, Pablo Salazar, Cristian Montero y Whaylon Francis han tenido que sudarse la chaqueta, en mucho porque su equipo predominantemente ofensivo envuelve a sus rivales con un juego de ataque que catapultan ¡vaya poderío!, sus volantes de marca, José Miguel Cubero y Óscar Esteban Granados, los dos con goles a su haber en la cuenta.
Si Óscar Ramírez se decide a jugar en su estadio volcado a la ofensiva, táctica que no es de su agrado y prefiere otras alternativas, puede que la defensa del Team pase apuros y el juego de ida de la final se decante rojinegro.
Como lo decimos en esta misma Nota, se nos metió en la “jupa” que el equipo que triunfe en Alajuela, campeoniza, de manera que los manudos deben aprovechar la localía y regresar al Rosabal Cordero con algo en su canasto. El empate es sumamente peligroso.
En mucho, el favoritismo de las encuestas y opiniones en favor del Herediano es por su innegable poderío ofensivo; el equipo de Marvin Solano no da concesiones y no gusta de los cálculos.
Lo que mejor hace Herediano es atacar y anotar y esto, en una serie corta, como puede convertirse en un factor determinante para amarrar la corona, también puede resultar perjudicial.
¿Por qué?
Porque Óscar Ramírez es un técnico resultadista, parecido a Jorge Luis Pinto y en series cortas el serlo deja dividendos. Recuerden que el Machillo aún no pierde una serie corta.
Entonces, si analizamos el duelo entre Herediano y Alajuelense por lo actual, lo emotivo, incluso puede que por la lógica, debe ganarlo el Team, pero si nos sumergimos a repasar otros factores, recordar las presentaciones de la Liga en estas instancias claves, las mañas y sorpresas de su estratega tan reconocidas como indescifrables, la ruta nos conduce a vaticinar que si bien es cierto el zacate está parejo, le vemos al Alajuelense y quizá lo digamos por ser nuestro equipo, leves ventajas que pueden resultar claves para dejarse el título.

[email protected]