Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 9 Diciembre, 2013

Pocas horas antes del sorteo en Brasil, Jorge Luis Pinto le manifestó al periódico Al Día, que lo único que no le gustaría era que en el grupo de Costa Rica quedaran dos potencias mundiales.
Búsquenlo que escrito está.
Terminado el sorteo y quedando Costa Rica no con dos potencias mundiales, sino con tres, Jorge Luis Pinto se inventó una frase que le dio la vuelta al mundo: “entre más bravo sea el toro, mejor la corrida”.
Ayer, más positivo aún, expresó en ese mismo medio que Costa Rica se clasificará a la segunda ronda.
Lo mismo dijo Keylor Navas desde España.
“Costa Rica pasará, el otro puesto que se lo disputen Uruguay, Inglaterra e Italia”.
Eduardo Li está feliz con el grupo de Costa Rica.
Bueno; también Javier Delgado estaba ilusionado (con todo derecho) a revertir el 2-0 que se trajo Herediano del Fello Meza y ya vieron lo que pasó.
Como faltan muchos meses para que la Selección Nacional debute en el Mundial, no pretendemos convertirnos en el amargado aguafiestas de las ilusiones de miles de costarricenses puestas en la Tricolor.
Sería demasiado desgastante.
Habría que luchar contra intereses comerciales de los medios de comunicación, que tienen a la Selección Nacional como generador de millones de colones y no pueden mercadear mal “su producto estrella”.
Hay que entender que Jorge Luis Pinto y los dirigentes NO pueden ponerse negativos y están obligados a transmitir un mensaje positivo, aunque por dentro saben que en ese grupo Costa Rica tiene poco o nada que hacer.
Repasar las redes sociales sería un suicidio.
Lidiar con fanáticos misión imposible.
De manera que esta Nota no quiere jugar de negativa, sino de realista y entiende que no tiene ningún sentido generar corriente negativa en el entorno del seleccionado, cuando existen miles de compatriotas ilusionados y esperanzados en un buen trabajo en Brasil por las razones propias de cada uno o de las empresas e intereses que representan.
Reiteramos que Costa Rica tuvo una suerte perra en el sorteo, que por cierto fue un completo mamarracho y ha sido criticado en todo el mundo; nos tocó el grupo más fuerte; el peor y no le vemos al seleccionado ninguna posibilidad de clasificarse a la segunda ronda.
Quien quiera seguir escribiendo boleros y cantando estrofas líricas que lo haga. Tano hubiera preferido que Costa Rica quedara en el Grupo F, o en el H. Revísenlos y compárenlos con el nuestro. Personalmente estaría más ilusionado.

[email protected]