Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 27 Noviembre, 2013

Ensalada de temas.
Este sábado 30 de noviembre en el Tennis Club, se celebrará la tradicional fiesta deportiva y social de los Veteranos del Baloncesto, dedicada en esta oportunidad al ingeniero Juan Bonilla Ayub.
La actividad se abre con un partido de categoría infantil, entre los alumnos de la Escuela del Dr. Renato Soto Pacheco.
A las 10 a.m. se oficiará la misa en memoria de los basquetbolistas fallecidos.
Uno de los últimos en morir fue Rodrigo Esquivel, defensor del Seminario en la década 50-60 cuando se jugaban los campeonatos en el gimnasio provisional de la avenida segunda. También recientemente falleció Jorge Ross, jugador y técnico del equipo Reyco en los años 70.
Terminado el oficio religioso se jugará el partido de los veteranos que como requisito obliga a que sean jugadores mayores de 55 primaveras. Destaca la participación del propio Dr. Renato Soto, que se uniformará con sus 86 años de edad bien puestos.
Luego seguirá el convivio social en la grill.
El otro tema es consignar la alegría que nos depara a los seguidores de los Indios de Cleveland que su “entrenador”, Terry Francona, fuera escogido como “mánager” del año de la Liga Americana, superando en la votación al piloto de Boston, campeones del mundo, John Farrell.
Todo un honor y reconocimiento a Francona, que llevó a un equipo de modesta nómina y bajo presupuesto a la postemporada, quedando eliminada la Tribu en el juego de los comodines con Tampa.
Finalmente, decir que nos conmocionó conocer ayer el fallecimiento de uno de mis ídolos futbolísticos de adolescente, el casi tocayo paraguayo Cayetano Ré, quien murió de Alzheimer a los 75 años de edad.
Cayetano Ré, fue seleccionador nacional de Paraguay y jugador de Cerro Porteño de su país, Barcelona, Elche y Espanyol de España, entre otros equipos.
Fue internacional con Paraguay en el Mundial de Suecia 1958; un año después se incorporó al Elche, en el que militó tres temporadas antes de ser traspasado al Barcelona, por seis millones y medio de pesetas.
Durante sus cuatro años en el Barça, ganó una Copa (1962-63) y dos temporadas después acabó siendo el máximo goleador del torneo con 25 goles en 30 partidos.
Cayetano fue uno de esos jugadores que alegró nuestros años de colegiales y universitarios. Era pequeñito, moreno, bravío, guaraní al fin, un guerrero del campo.
El pequeño gigante será enterrado hoy en Elche, su lugar de residencia.

[email protected]