Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 5 Noviembre, 2013

Orlando de León y Ronald Mora deberían ser fichados por la Federación de Fútbol para encargarlos de procesos de ligas menores.
Don Orlando es un maestro del fútbol y el Macho es quizá el técnico que más jugadores jóvenes, promesas y talentos de ligas menores y alto rendimiento, ha hecho debutar en la primera división.
Los lauros del uruguayo están más que probados desde que debutó en el fútbol costarricense con aquel inolvidable equipo de San Ramón que hizo historia y Ronald Mora ha demostrado en varios clubes que ha entrenado, que no le tiembla el pulso para darle estelaridad a un novato que rápidamente se convierte en figura.
Los dos son apasionados del fútbol y lo más relevante, es que saben enseñarlo; tienen vocación de maestro, les gusta pulir el talento y tienen mucho ojo para detectarlo.
Ahora que la Federación de Fútbol entra en un auge económico gracias a la clasificación de la Selección al Mundial de Fútbol, les caería de perlas fichar a este par de entrenadores y ubicarlos en sus procesos de ligas menores.
La Sub 15, la Sub 20 están sin director técnico y qué mejor que nombrar a don Orlando y al Macho para dirigirlas.
Como todos los técnicos del mundo, este par de estrategas han tenido sus tropiezos y han sido cesados de varios equipos por razones propias del cargo, pero son muchos más los éxitos acumulados.
Además y de lo que se trata, es aprovechar esa condición de apasionados del fútbol, amantes de los procesos menores, educadores de esta disciplina, lo que conviene a los intereses del fútbol costarricense, porque con De León y Mora ningún seleccionado nacional de liga menor va a empezar de cero, dado que los dos suman muchos kilómetros de recorrido.
No hace mucho escuché a Ronald Mora decir que les había dado oportunidad de debutar en primera división a más de 100 futbolistas y se dio el lujo de citar sus nombres. Esta es una de sus grandes credenciales y da credibilidad a sus propósitos de trabajar con los “güilas” de los seleccionados.
Por el otro lado, la trayectoria del ojo de tigre es incuestionable: si hay alguien que merece en el fútbol nacional una oportunidad de trabajar con la Federación es el talentoso charrúa, que desayuna, almuerza y cena fútbol; que asciende equipos, que olfatea talentos y que sabe enseñar los fundamentos del juego.
Don Eduardo Li; estos son los dos candidatos a dirigir las selecciones menores, no los desaproveche.

[email protected]