Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 3 Octubre, 2013

Ahora resulta, por lo que leemos y escuchamos en algunas secciones deportivas, que Víctor Núñez dejó de meter goles con Herediano, porque “está presionado” por tratar de romper el récord de Errol Daniels.
¿Cómo puede estar presionado el “Mambo”, si tiene 13 partidos por delante para anotar dos goles, que son los que le faltan para imponer su propia marca?
Podría estar estresado y mentalmente bloqueado si tuviera que anotar ese par de pepinos en lo que le resta al Team de la primera vuelta, que son solo dos partidos. Entonces sí cabe la preocupación de mis colegas.
Pero con toda la segunda fase por cumplir (11 juegos) más lo que falta de la primera, creemos que Núñez puede pedir vacaciones a David Pattey, tirarse en una hamaca en hotel playero de lujo y regresar al torneo en su parte final, para anotar a placer y sin tensión alguna ese par de “golcitos” que le faltan, repetimos, para imponer su propia marca de más goles en un campeonato.
Tano forma parte de una minoría, o quizá mayoría de aficionados a los deportes, que considera que un récord no se rompe si no se presentan exactamente iguales todas sus partes o condiciones.
Si Errol Daniels, por ejemplo, metió sus 196 goles, por decir algo en 250 partidos, para mí, “Mambo” lo rompería si mete más en ese mismo número de partidos. Si Víctor anota 197 goles en 260 partidos, está imponiendo su propio récord, pero no rompe el de Errol.
Igual en el béisbol con los famosos 60 jonrones de Róger Maris en los años 60. Llegaron años después grandes jonroneros, varios de ellos dopados, que rompieron esa marca en temporadas más largas y así, para mí, no vale.
No es lo mismo, porque beisbolistas, como Sosa y Mcgwire tuvieron muchos más turnos de bateo que Maris, de manera que no vemos justo que se rompan marcas con diferentes parámetros.
Como ahorita me van a calificar de alajuelense y antiherediano por este comentario, me apresuro a aclarar que el único motivo que me movió a escribir de esto, fue no entender el porqué a tantos colegas se les metió en la cabeza que “Mambo” está estresado y por eso suma un par de partidos sin anotar para Herediano.
Se me asemeja mucho esta posición a aquella de otros colegas que le preguntan a un jugador, si le pesa el gafete de capitán (Saborío en la Selección; Porfirio López en la Liga).
¿Qué peso puede tener esa cinta en jugadores con muchísimos años en la primera división e incluso, internacionales?

[email protected]