Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 21 Septiembre, 2013

Saprissa juega con línea de cuatro en defensa; Alajuelense lo hace con tres centrales; podría pensarse que ahí se marca una diferencia pero tácticamente no lo es tanto.
Ronald González ubica a Jordan Smith, Alexander Robinson, Michael Umaña y Michael Barquero. Óscar Ramírez sale con Elías Palma, Johnny Acosta y Porfirio López.
Como lo comentábamos el jueves, el clásico podría decidirse en el trabajo de los mediocampistas. Los dos estrategas paran una tripleta de jugadores que resultan fundamentales en el desenvolvimiento del equipo: Yeltsin Tejeda, Manfred Russell y Minor Escoe con los morados; Luis Miguel Valle, Ariel Rodríguez y Kenneth García con los manudos.
A este tridente erizo se unen los dos defensas carrileros, Kevin Sancho y el otro era Maurin Vieira que no podrá jugar.
Puede que el “Macho” abra al carril izquierdo a Porfirio y dé oportunidad como defensor central a Kenner Gutiérrez, que venía haciéndolo muy bien mientras Acosta estuvo en la Selección Nacional. Incluso el técnico erizo podría sorprender y jugar como el Saprissa con línea de cuatro.
Jugar con tres centrales y dos carrileros puebla más la cintura del equipo; aparentemente los tres volantes centrales ya citados cuentan con más apoyo por los dos costados, pero esto es solo en el papel.
Porque tácticamente es una cosa por otra.
Con cinco jugadores en la cintura, tres centrales y el portero Pemberton, a Óscar Ramírez solo le quedan dos espacios en ofensiva: Álvaro Sánchez y Jerry Palacios, en cambio Ronald González suma una pieza más: Luis Diego Cordero, Diego Estrada y Ariel Rodríguez.
O sea (como dicen los chicos plásticos), la pieza que pierde Saprissa en el medio campo se la gana en posiciones ofensivas y la que suma la Liga en la cintura, la pierde en ataque. Son estas meras especulaciones tácticas basadas en las formaciones y estilos de juego de los dos equipos antes del clásico. A la hora de la verdad, pueden variar algunas cosas, no muchas porque en el juego del fútbol ya todo está inventado, de manera que podríamos mirar (palabra exclusiva de Jorge Luis Pinto) a un Saprissa con Deiver Vega, Diego Madrigal que está de vuelta, David Ramírez o una Liga con un binomio de ataque formado con Palacios y Alejandro Alpízar, pero no importan tanto los nombres, seguimos considerando que la tripleta de mediocampistas que le gane la mitad del campo a su rival, será la que podría guiar a su equipo al triunfo.

gpandolfo@larepublica.net