Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 2 Septiembre, 2013

Motivado por su triunfo ante el América de México, el Alajuelense encaró la primera edición del clásico provincial de la nueva temporada con otra actitud, conscientes a lo interno del plantel, que la mala racha había sido suspendida hasta nuevo aviso.
Por más que el técnico de Las Águilas, mal perdedor por lo visto y la prensa deportiva mexicana, hayan responsabilizado de la derrota de uno de sus clubes mimados al arbitraje y al zacate del Morera Soto, la pura verdad es que frente al monarca mexicano, la Liga hizo muy buen partido, lo que le dio alas para volar y soñar que un triunfo frente al monarca criollo no estaba tan difícil de alcanzar.
Y anoche lo lograron.
Quedó la impresión de que la temprana salida por lesión de José Salvatierra en el equipo anfitrión y Yendrick Ruiz en la visita, perjudicó más al campeón. Los relevos de estos dos jugadores cumplieron roles distintos; mientras Armando Alonso apuntaló la ofensiva rojinegra, Minor Díaz debilitó la rojo y amarilla de manera que si el primer tiempo fue más equilibrado, la segunda parte tuvo a una Liga más dispuesta, incisiva y volcada a lograr un gol que le urgía para ganar y salir de la zona baja de la tabla. El Herediano, invicto en el torneo, no estaba tan urgido de los tres puntos y quizá por eso, por ratos pareció dormido en sus laureles.
Johnny Acosta le metió pierna al juego para tocar los tobillos y pantorrillas del Mambo Núñez, el veterano Díaz no pesaba, de manera que el Team no era el equipo de la delantera feroz y dominante de la temporada anterior.
Entonces, con una retaguardia sólida, la media cancha eriza tuvo paciencia para ir hilvanando ataques por los flancos, por el centro, incluso por arriba y en ese sendero Luis Miguel Valle botó un gol, minutos antes de que Daniel Cambronero se tragara en el primer poste que es el suyo, el disparo centro de Kenneth García que se alojó en los cordeles. Triunfo mínimo, necesario y justo de los discípulos de Óscar Ramírez que lo alejan de zona caliente, habitada ahora en el sótano por Limón, propietario absoluto, a 12 puntos de distancia del líder invicto Saprissa, que ayer aprovechó dos regalos de la retaguardia isidreña para comérselos en el Estadio Nacional.
Finalmente ganó Pérez Zeledón; Cartaginés sigue enredado; Puntarenas sorprende y es sublíder; Santos se dejó empatar y, noticia vieja: empató la Universidad.

[email protected]