Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 13 Julio, 2013

El Torneo de Copa Banco Nacional ha cumplido con el propósito de sus organizadores: la UNAFUT.
No ha sido un éxito, porque no era esa la meta, pero mucho menos un fracaso. Cuando se planificó se dijo que era un experimento; experimentar para poder valorar la respuesta de los seguidores de los clubes de la segunda división; el comportamiento de los equipos intermedios de la primera división y sobre todo, el interés que le podían poner al evento la dirigencia de los cuatro grandes.
Se trataba de volver a programar un torneo que en su momento fue exitoso en Costa Rica; que es relevante en Europa, pero que quedaba atravesado en un calendario poco apropiado para su pleno desarrollo.
Como se proyectaba, el llenazo en el Estadio Chorotega de Nicoya con la visita del Saprissa para medirse a Guanacasteca, dio la razón a quienes supusieron que el certamen sería atractivo para las aficiones de los clubes de la segunda división.
Ni qué decir de la alegría desbordante y contagiosa de los seguidores de Jaco Ray después de eliminar al campeón nacional. Igual dejó secuelas la paliza descomunal de As Pumas a Pérez Zeledón, grito de alerta para Luis Fernando Fallas el timonel de los guerreros del sur de cara al inicio del campeonato.
Desde luego que en la otra acera, fue muy triste y desolador ver las gradas del estadio Allen Riggioni de Grecia desnudas a pesar de la visita del Alajuelense para enfrentar a la Universidad. Pareciera que los seguidores de la Liga hicieron mancuerna con la dirigencia del club que desde que se anunció esta competencia, le volvieron la espalda.
La directiva del Alajuelense ni siquiera envió a un representante el día del sorteo de los grupos y la calendarización del certamen. Este rechazo a la Copa debió ser saldado con la eliminación del equipo, como le sucedió al Herediano, sin embargo, la Liga tuvo la capacidad de eliminar a los celestes y ahora van con Carmelita en los cuartos de final.
Los dos clubes grandes que tomaron la Copa en serio, Cartaginés y Saprissa también se clasificaron y buscarán la semifinal ante Santos y Uruguay de Coronado respectivamente. El último duelo es un clásico de la segunda división entre Jacó y AS Puma.
La Copa Banco Nacional ha cumplido y con creces su cometido; falta mucho por hacer, tiene y debe de crecer, pero todas las correcciones y mejoras se van a gestar después de analizar lo sucedido en esta primera edición.

[email protected]